Practicopedia

¿Dónde puedo dejar a mi perro en vacaciones?

Anna Blanco

Foto: bigstock

Jueves 2 de julio de 2020

3 minutos

Consejos para que nuestra ausencia en vacaciones no implique una mala experiencia para nuestro perro

¿Dónde puedo dejar a mi perro en vacaciones?

Uno de los muchos aspectos que hemos de planificar con tiempo sobre las vacaciones es qué vamos a hacer con nuestro perro durante los días en que estamos fuera cuando no es posible llevarlo con nosotros. Y no es un tema menor porque debemos garantizar que nuestros queridos compañeros no sufran nuestra ausencia y reciban los cuidados y atención adecuados. 

Para poder elegir qué opción es más conveniente primero hemos de tener en cuenta las características de nuestra mascota: si es de trato fácil y dócil o si, por el contrario, no se lleva bien con otros animales. Si requiere de cuidados especiales o si por edad no es conveniente muchos cambios. Todos estos aspectos deberán valorarse para ver si es mejor la opción de que no comparta espacio con otros perros o si es conveniente dejarlo en casa al cuidado de una tercera persona, por ejemplo.

Además, también debemos tener en cuenta el presupuesto con el que contamos porque muchas de las opciones disponibles implican un gasto económico que según la duración de la estancia puede ser significativo. 

Veamos qué opciones hay para las 'vacaciones' de nuestro perro:

- Una de las mejores soluciones, por no decir la mejor, es dejarlo en casa y que alguien de confianza venga diariamente a pasearlo, darle de comer y estar algún tiempo con el animal. De esta manera, no sacamos al perro de su entorno conocido por lo que sufre menos nuestra ausencia y, además, probablemente ya conoce a la persona que lo va a cuidar lo que también es beneficioso. 

- Una variante de esta opción es contratar a alguien para que sea el que venga a nuestra casa para cuidar del animal. Por supuesto, hay que asegurarse de que sea una persona cumplidora y amante de los animales. No olvidemos que nosotros no estaremos y no se trata de pasar nuestras vacaciones, preocupados por si nuestro animal está bien. 

- La siguiente posibilidad es dejar al perro en casa de un familiar o persona de confianza para que nos lo cuide durante las vacaciones. Si el cuidador ya tiene un perro, debemos asegurarnos que los dos sean compatibles y hay buena relación entre los canes. 

- Otra opción clásica es la de llevar al perro a una residencia canina donde estará junto a otros perros. La ventaja es que se trata de servicios profesionales por lo que están acostumbrados a llevar a cabo este trabajo y saben cómo gestionar al animal. Es necesario informarse bien sobre la residencia y tener en cuenta las opiniones de usuarios anteriores. Y, siempre que sea posible, realizar una visita previa al centro para comprobar las instalaciones.

bigstock Professional Dog Walker Having 347873926

- Si la residencia no nos parece una buena opción, cada vez hay más personas que se dedican a cuidar animales en sus propios domicilios. Habitualmente viven en casas en las afueras que cuentan con mucho espacio exterior y que quieren aprovechar su estima por los perros para ganar un dinero. La ventaja de esta opción es que el perro recibe un trato mucho más 'personalizado' ya que es habitual que el número de perros que acogen sea limitado pero, a la vez, la desventaja es que nos podemos quedar sin plaza para nuestro perro rápidamente. Pero, de nuevo, debemos asegurarnos de la experiencia y calidad del servicio que ofrecen.  

 

bigstock Dog Dachshund Black And Tan  248454616

- Y si ninguna de las opciones anteriores nos convence, siempre podemos reservar habitación para nuestro perro en un hotel de lujo solo para mascotas. Ejemplos son el Hotel Critterati en la India o The Barkley Pet Hotel & Day Spa en EE.UU. donde además de contar con su propia habitación, nuestro perro podrá disfrutar durante su estancia de múltiples servicios como cortes de pelo de diseño, un spa de lujo o una espacio lounge donde relajarse. 

Todo detalle cuenta

Sea cual sea la opción escogida, aquí van unos consejos para que todo salga a la perfección:

  • No dejar para el último momento la búsqueda de soluciones porque los buenos sitios se llenan rápido. 
  • Mejor preparar con antelación al animal. Así, si lo vamos a dejar en una residencia o con un cuidador, si es posible llevarlo antes durante un fin de semana, por ejemplo, para que luego no le resulte todo desconocido. 
  • Ya lo hemos dicho antes, pero lo repetimos por su importancia: informarse bien, comprobar opiniones de anteriores usuarios, consultar con el veterinario, etc. Cuanta más información tengamos, más acertada será la decisión que tomemos. 
  • Si no lo vamos a dejar en casa, llevar los juguetes, platos y otras cosas del perro para que no todo le resulte extraño 
  • Si ha funcionado un año, intentar repetir. Siempre será mejor para el perro. 
  • Existen plataformas online, como gudog o rover, que ponen en contacto a dueños con cuidadores.
  • Por supuesto, nuestro perro debe tener microchip y las vacunas al día. Y no está de más, una plaquita de identificación con nuestro numero de teléfono.
0

No hay comentarios ¿Te animas?