Practicopedia

¿Qué hacer con tus plantas si te vas de vacaciones este verano?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 20 de junio de 2019

2 minutos

Las temperaturas suben y su necesidad de agua también, pero no te preocupes hay varias soluciones

Regar las plantas en vacaciones

Si tienes un pequeño jardín, un colorido balcón rebosante de flores o las plantas de interior son el adorno más preciado de tu casa, en verano surge el problema de cómo mantenerlas con el agua suficiente si te vas fuera una temporada. La primera solución es pedir a alguien que vaya a regarlas, pero no siempre es posible. Si ya intuyes la situación, debes saber que existen distintos mecanismos, algunos realmente sencillos, con los que conseguir que tus plantas sobrevivan a las vacaciones.

¡Lo tienes fácil!

Sería conveniente que conocieses mínimamente las necesidades de las plantas que adornan tu hogar. Algunas como, por ejemplo, las cintas aguantan muy bien la falta de agua, en cambio otras requieren riego diario. En cualquier caso, si no vas a poder encargarte de ellas, aquí tienes los sistemas (y algún que otro truco) que harán posible que tus plantas conserven su vitalidad y buen aspecto hasta tu vuelta.

Regar plantas

Sistemas de riego automático

Es el método más aconsejable para mantener las plantas de exterior, sobre todo en el caso de jardines extensos donde además hay césped. Existen varios sistemas de este tipo, siendo los más utilizados el riego por goteo o por aspersión. Si te gusta la jardinería y eres algo mañoso, instalarlos no es difícil. Solo necesitas una toma de agua, un temporizador y una tubería específica, generalmente de goma con un número determinado de orificios, que tendrás que colocar estratégicamente para que distribuya el agua por toda la superficie.

También tienes kits de jardinería para principiantes con los que puedes hacer tu propio sistema de riego sin demasiadas complicaciones. La base de este “invento” es que, con ayuda del temporizador programable, el agua salga y llegue a tus plantas durante varios minutos al día sin que nadie tenga que abrir el grifo previamente.

Macetas autoriego

Son una de las soluciones más prácticas y eficaces, surgida hace solo unos años. Se trata de macetas que incorporan en su base un pequeño depósito de agua con una canalización que la lleva hasta la tierra, humedeciéndola progresivamente y permitiendo que la planta se alimente.

Agua en textura gel

Ideal para los que no quieren complicarse en absoluto con este tema. El agua gelificada se presenta en pequeños bloques o en forma de perlas. Simplemente tienes que colocarlas en la maceta de la planta que quieras mantener. A medida que pasen los días, el agua abandonará su estado actual y volverá a ser líquida, para humedecer la tierra y permitir el riego.

La botella de toda la vida

Si nada de esto te convence o te has acordado de tus plantas a última hora, un remedio casero es utilizar una botella de agua de plástico como "regadera automática". Llénala de agua, hazle un pequeño agujero en el tapón y entiérrala parcialmente en posición vertical en la maceta. El agua irá saliendo poco a poco y tu planta sobrevivirá.

0

No hay comentarios ¿Te animas?