Practicopedia

Lava las almohadas en casa sin que se deformen

Anna Blanco

Foto: bigstock

Miércoles 23 de diciembre de 2020

1 minuto

Podemos lavar las almohadas y que queden como nuevas sin tener que llevarlas a la tintorería

Lavar almohadas en casa sin que se deformen
Anna Blanco

Foto: bigstock

Miércoles 23 de diciembre de 2020

1 minuto

Pasamos una media de 7 horas diarias durmiendo con la cabeza apoyada en la almohada por lo que su limpieza no es algo que debamos pasar por alto. Y, aunque tengamos una funda protectora que ya lavemos regularmente, es conveniente que unas dos veces al año como mínimo, realicemos una completa limpieza de las almohadas. 

Antes de empezar, el primer paso es leer la etiqueta y comprobar si es un material lavable o si se trata de uno que no lo permite (un relleno no lavable). Además, el siguiente paso es ver cómo debemos lavarlas según el tipo de almohada que sea:

Si es una almohada de látex

Lavar almohadas en casa sin que se deformen

En el caso de que nuestra almohada sea de látex, lo mejor es lavarla a mano, pero siguiendo una serie de recomendaciones. Así, en la bañera o en un recipiente grande ponemos agua fría o templada con un poco de detergente para ropa delicada. A continuación, sumergimos la almohada, sin frotar. Pasados unos 10 minutos la sacamos del agua y la dejamos que se seque al aire libre, sin que le dé el sol directo.

Si es una almohada de fibra y microfibra

Lavar almohadas en casa sin que se deformen

Estas almohadas son las que están rellenas de fibras huecas de poliéster procedentes de materiales reciclados y permiten el lavado a máquina a una temperatura máxima de 60 grados y sin utilizar lejía. Además, aunque lo mejor es que la sequemos en el exterior (suelen secarse bastante rápido), también permiten el secado en secadora. Eso sí, no se recomienda ni planchar ni la limpieza en seco.  

Si es una almohada de plumas y plumón

Lavar almohadas en casa sin que se deformen

Este tipo de almohadas también permite utilizar la lavadora para su limpieza y se recomiendan lavar a unos 60 grados como máximo y debemos utilizar menos cantidad de jabón de al que utilizamos en un ciclo de lavado normal. Además, antes de meterla en la lavadora, es recomendable revisar que no haya ningún descosido en las costuras o agujero por donde podamos perder el relleno. Por otra parte, siempre que lavemos una prenda con relleno de plumas, es bueno introducir en el tambor 2 o tres pelotas de tenis para evitar que las plumas se apelmacen con el lavado. Y, de nuevo, para secar las almohadas mejor si lo hacemos al aire libre, en una superficie plana sin olvidar remover las plumas para que vayan recuperando su forma.

Si es de viscoelástica y de espuma

Lavar almohadas en casa sin que se deformen

Las almohadas de espuma viscoelástica de poliuretano o ergonómicas son las se adaptan a la forma de la cabeza y el cuello. Por este motivo, no deben lavarse a máquina porque es un material que se deformaría (además, tampoco se puede utilizar lejía, ni secar en secadora, ni planchar, ni tampoco limpiar en seco). Solo de forma puntual si se ha manchado el interior, utilizaremos una esponja húmeda con un poco de jabón neutro para limpiar la marcha. Por tanto, en este tipo de almohadas es muy importante utilizarlas con fundas 100% algodón que pueden ser lavadas y secadas a máquina a 60°C como máximo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?