Practicopedia

Los requisitos que debe tener un buen carro de la compra para personas mayores

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Sábado 21 de septiembre de 2019

2 minutos

Peso, facilidad de uso, capacidad, ruedas… detalles que importan a la hora de ganar comodidad

Los requisitos que debe tener un buen carro de la compra para personas mayores

Los tradicionales carritos de la compra, que durante años estuvieron algo olvidados, han vuelto con fuerza, porque resultan verdaderamente prácticos a la hora de ir al mercado o a una gran superficie y llevarte la compra de la manera más cómoda.

Es importante recordar, como hace la Sociedad Española de Columna Vertebral (@sociedadcolumna), que levantar o cargar peso de forma inadecuada puede ser causa de múltiples patologías relacionadas con la espalda, desde una lumbalgia. hasta un serio dolor cervical.

Volver de la compra, con un par de bolsas en cada mano, bien cargadas (sin darnos cuenta vamos añadiendo kilos), no es en absoluto aconsejable. Un carro que te permita llevar los distintos productos alimenticios, bien distribuidos y colocados, sin gran esfuerzo, y que además contribuya al cuidado del medio ambiente, ahorrando plásticos, es una opción a tener en cuenta.

carrito compra

¿En qué fijarte a la hora de elegir un carro que se adapte a tus necesidades?

Tienes multitud de modelos entre los que elegir, con prestaciones, calidades y precios muy distintos y conviene conocer los detalles que hacen que algunos resulten más recomendables para adultos mayores teniendo en cuenta, ante todo, su ligereza y capacidad de fácil movimiento (por ejemplo a la hora de salvar un obstáculo como puede ser una escalera). Si tienes previsto adquirir un carro para tus compras, obsreva algunos aspectos importantes como:

  • Capacidad. La ideal siempre va a depender de tus propias necesidades y debes intentar ajustarla a lo que realmente sueles comprar semanalmente. Una capacidad entorno a los 40 kilos/litros, suele ser más que suficiente.
  • Peso. Es importante prestar atención a los materiales de fabricación. Elige un carro ligero (si no puedes casi con él estando vacío, imagínatelo lleno). Lo ideal es que su estructura sea de aluminio y que el tejido resulte resistente pero no pesado, transpirable y anti humedad (por si llueve).
  • Ruedas. Especialmente importante para las personas mayores. Tienes carritos de dos, cuatro y seis ruedas. Descarta los de dos, porque manejarlos cuesta más. Los de cuatro son buenos porque puedes usar solo dos de ellas, cuando está vació, y el total cuando está cargado. Al menos un par deben ser giratorias para favorecer su fácil movimiento. Comprueba que las ruedas de tu carrito son de metal y no de plástico (se rompen con mayor facilidad).
  • Bolsa térmica y bolsillos. Si acostumbras a comprar congelados o productos frescos, elige un carro que tenga compartimentos específicos para llevarlos. Los bolsillos interiores y exteriores, siempre vienen bien para llevar botes, botellas, productos de limpieza…
  • Facilidad de almacenaje. Por último piensa dónde pondrás el carrito cuando no lo vayas a utilizar. Uno plegable, al menos en parte, ocupará poco espacio y podrás guardarlo en cualquier lugar sin que te suponga un problema.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?