Practicopedia

Motivos por los que pueden oler mal los pies

Anna Blanco

Foto: Bigstock

Martes 2 de marzo de 2021

4 minutos

Más allá de la higiene, existen diferentes causas que pueden provocar el mal olor en nuestros pies

 ¿Por qué nos huelen mal los pies?
Anna Blanco

Foto: Bigstock

Martes 2 de marzo de 2021

4 minutos

Los pies sudan más que el resto del cuerpo por la gran acumulación de glándulas sudoríparas que se concentran en ellos, unas 250.000 en total. Una concentración que se repite, en menor medida, en otras partes del cuerpo como las axilas, las manos y las ingles.

El sudor en sí carece de olor, pero el problema comienza cuando entra en contacto con las bacterias que tenemos en la piel. En el caso de los pies, se trata de la bacteria Brevibacterium linens que descompone células muertas de la piel humana. En el proceso de descomposición se producen amonio y ácido graso que son responsables del mal olor. En este sentido, además de una posible falta de higiene existen otros factores, relacionados habitualmente con el exceso de sudor, que son responsables del mal olor. Veamos cuáles son los más comunes:

Alimentación

Existen algunas comidas que al degradarse generan moléculas odoríferas (causantes del mal olor) y que se eliminan a través del sudor, como las especias, la cebolla o el ajo.  

¿Por qué nos huelen mal los pies?

Hormonales 

Los cambios hormonales, que se dan principalmente en la adolescencia, son responsables del mal olor de los pies ya que los provocan descargas y cargas hormonales que dan lugar a desechos, los cuales se eliminan por varias vías, entre ellas por las glándulas sudoríparas de los pies.

Estrés y ansiedad

Cuando padecemos una situación de estrés o un trastorno de ansiedad, nuestro organismo libera hormonas lo que estimula las glándulas del sudor. Y, a mayor cantidad de sudor, mayor probabilidad de que se genere mal olor. 

¿Por qué nos huelen mal los pies?

Calzado o calcetines inadecuados

Otra de las razones donde podemos buscar la causa del mal olor es el uso de un calzado o calcetines que no dejen transpirar la piel por lo que aumenta la concentración de sudor. Además, los especialistas recomiendan que, además de una correcta higiene, evitemos utilizar los mismos zapatos en días seguidos para dar suficiente tiempo a que se sequen del sudor del día anterior.

Hiperdrosis

La sudoración excesiva o hiperdrosis puede aparecer ya sea por otra enfermedad o como efecto colateral de alguna medicación (como los antidepresivos). Suele manifestarse por primera vez en la adolescencia y es una enfermedad hereditaria que afecta a un 5% de la población. En caso de padecerla, es necesario consultar con un médico especialista para su tratamiento.

Infecciones por hongos

Si nuestros pies tienen una infección fúngica, el riesgo de mal olor aumenta. Una de las más comunes es el pie de atleta, que afecta principalmente a deportistas o montañeros debido al exceso de humedad acumulada en el interior del calzado y que es de fácil contagio en suelos, duchas o piscinas. Y es que un ambiente húmedo es el hábitat ideal para el crecimiento de hongos. Por eso es importante mantener los pies secos, especialmente en el espacio que hay entre los dedos.

¿Por qué nos huelen mal los pies?