Practicopedia

¿Por qué no debes dejar la leche en la puerta de la nevera?

65ymás

Lunes 15 de junio de 2020

1 minuto

Descubre cómo conservarla en las mejores condiciones el mayor tiempo posible

¿Por qué no debes dejar la leche en la puerta de la nevera?

Prácticamente todo el mundo sabe que, una vez abierto el brick de leche debe conservarse en la nevera para que no se ponga mala. Sin embargo, de lo que no todos somos conscientes es que, dependiendo del lugar del frigorífico en que se deje, la leche durará, en correcto estado de conservación, más o menos tiempo.

Y es que se suele guardar el brick, casi por costumbre, en la puerta de la nevera, puesto que, por tamaño, encaja perfectamente. No obstante, se trata del peor sitio en el que conservar este tipo de bebidas. La razón: la puerta del frigorífico es la parte que más sufre los cambios bruscos de temperatura y la leche, con estos cambios, tiende a durar menos o incluso a ponerse mala.

Leche y galletas

 

Por esta razón, aunque sea más incómodo, es preferible guardar estos bricks en zonas interiores que son por defecto más frías y están sujetas a una menor variación de temperatura.

Es más, se recomienda, si hay espacio para ello, colocar la leche en las baldas inferiores de la nevera, puesto que suele ser donde se acumulan las temperaturas menores.

Aun así, si no fuese posible, cualquier otro lugar que no sea la puerta permite conservar correctamente la leche.

Vaso de leche.

Finalmente, caben destacar los consejos de la Fundación Eroski para almacenar esta bebida, una vez abierta. Si los sigues y además conservas la leche en las zonas más frías de la nevera, podrás beberla durante días.

Así, desde Eroski recomiendan, en primer lugar, que se abran primero los bricks con menor fecha de caducidad. Posteriormente, aconsejan que se mantenga cerrada la leche y se conserve en su envase, no en otro.

Finalmente, si se congelase, se debe proceder a un correcto descongelado, para que no pierda sus cualidades.

0

No hay comentarios ¿Te animas?