Porqué

¿Por qué se celebra la Noche de San Juan?

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Sábado 22 de junio de 2019

2 minutos

Esta festividad cristiana bebe de antiguas celebraciones paganas de todo el mundo

Noche de San Juan

Tradicionalmente la Noche de San Juan se celebra entre el 23 y el 24 de junio –aunque en algunos lugares lo hacen del 24 al 25– y el motivo no es otro que celebrar el nacimiento de San Juan Bautista.

San Juan nació un 24 de junio –aproximadamente seis meses antes que Jesucristo– y el cristianismo celebra esta fecha cada año. Sin embargo, ¿por qué el fuego es tan importante en esa celebración? ¿Por qué es tan cercana al solsticio de verano? ¿Cuál es la razón de que sea tan similar en muchos sitios del mundo?

Orígenes paganos

Como muchas otras festividades cristianas, la Noche de San Juan bebe de la tradición pagana. Y es que los cristianos primitivos tuvieron muy en cuenta las jornadas festivas que ya existían para “llevarlas a su terreno”. Es decir, la Noche de San Juan es, de acuerdo con la opinión más generalizada, la cristianización de los rituales que tenían lugar durante el citado solsticio de verano, es decir, en el día más largo del año.

El fuego regenerador

Probablemente habrás visto decenas de celebraciones en las que se encienden hogueras en playas, plazas, prados… Esto también tiene una explicación religiosa. El padre de San Juan Bautista, Zacarías, encendió una hoguera para celebrar que su hijo había nacido.

Sin embargo, esta razón vuelve a basarse en antiguos ritos donde el fuego era un elemento regenerador. Al parecer, muchos pueblos encendían hogueras en el día más largo del año (generalmente el 21 de junio) para otorgar aún más fuerza al sol, que era el que traía el buen tiempo y hacía posible que los campos dieran sus frutos.

Los mejores atardeceres de España

Asimismo, en esas hogueras se quemaban objetos para ahuyentar a los malos espíritus y purificarse frente cualquier aspecto nocivo que se tuviera.

En la noche de los tiempos

Lo más curioso de todo es que no se conoce realmente el comienzo de tales rituales. Hay investigadores que incluso se remontan al año 5000 antes de Cristo, pero el hecho de que se celebre en lugares dispares con religiones y creencias tan diferentes podría explicar que, viviese donde viviese, el ser humano sabía cuándo el día duraba más y lo celebraba.

Aun así, hay opiniones contrarias a esta explicación, apuntando como argumento la diferencia de 3 días entre el solstiticio y la festividad de San Juan. Sea como fuere, esta noche de ritos y fiesta se ha vuelto a “paganizar”, puesto que toda la parafernalia que la rodea tiende a alejarse de los motivos cristianos para dejarse llevar por las creencias más antiguas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?