Practicopedia

¿Qué son las planchas verticales y cómo elegir la mejor?

María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 14 de abril de 2022

6 minutos

Son una opción perfecta por su capacidad para eliminar las arrugas de forma rápida y sencilla

¿Qué son las planchas verticales y cómo elegir la mejor? Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 14 de abril de 2022

6 minutos

Las planchas verticales pueden resultar una opción perfecta gracias a su capacidad para eliminar las arrugas de forma rápida y sencilla, sobre todo cuando nos da pereza poner la tabla de planchar para una prenda de ropa que ha acabado arrugada, o si eres de los que solo planchan las prendas en las que más se notan las arrugas, como las blusas o las camisas.

Las planchas de mano o verticales son vaporizadores diseñados para quitar las arrugas de la ropa mientras está colgada en la percha. Están pensadas para ser utilizadas principalmente para retoques de última hora, solo pasando la plancha sobre la prenda. Además, se recomiendan para prendas delicadas, ya que reducen el riesgo de quemaduras. 

Hay muchas marcas que cuentan con estos productos en su catálogo, como Philips, Rowenta, Polti y Tefal. Sin embargo, si estás pensando en comprar una, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) da algunas claves para escoger la mejor que se adapta a tus necesidades en cuanto a características y precios. 

¿Plancha de mano o vertical?

Lo primero de todo, hay que tener en cuenta los dos tipos principales de planchas vaporizadas: de mano y vertical. Se diferencian, sobre todo, en la cantidad de agua que puede almacenar su tanque, lo que determina su tamaño y peso.

En el caso de las planchas de mano, estas son más pequeñas, ligeras y portátiles que las verticales, ya que pesan entre 1 y 2 kg, mientras que las verticales pueden llegar a pesar más de 7 kg. Tienen un precio de tan solo 15 euros, aunque hay modelos que ascienden a casi 100. Las planchas de mano cuentan con un pequeño tanque de agua dentro de la propia plancha. Algunos tienen forma de cabezal de ducha y otros se parecen más a una tetera. 

 

¿Qué son las planchas verticales y cómo elegir la mejor? Foto: Bigstock

 

En cuanto a las planchas verticales, son más grandes y voluminosas, ya que constan de una base para colocar en el suelo, donde se encuentra el tanque de agua, y un soporte para colgar la prenda, que suele ser telescópico. El cabezal por el que sale el vapor está conectado a la base mediante una manguera de vapor. Al tener un gran tanque, pueden usarse durante más tiempo y, generalmente, son más potentes que las planchas de mano. Sin embargo, su precio es más elevado, y va desde 45 euros hasta más de 500 euros.

 

¿Qué son las planchas verticales y cómo elegir la mejor? Foto: Bigstock

Ventajas e inconvenientes de la plancha vertical

Una plancha vertical no siempre será nuestra mejor opción, por lo que hay que tener en cuenta sus ventajas e inconvenientes

  • No precisa de tabla de planchar, por lo que es ideal para viajes.
  • El vapor puede ser más suave con la ropa que en los sistemas de planchado tradicionales.
  • Algunos fabricantes afirman que refrescan y desinfectan la ropa, además de eliminar las arrugas.
  • En general son menos potentes que las planchas de vapor, y no necesariamente más baratas.
  • La ropa a menudo se queda algo húmeda, por lo que habrá que esperar un poco antes de usarla.
  • Los tanques de agua son pequeños en comparación con las planchas normales, lo que se traduce en que se quedan sin vapor en cuestión de minutos, incluso antes de termina de planchar una única prenda.
  • No todas son livianas.

Si finalmente nos decantamos por este modelo, la OCU (@consumidores) detalla algunas características a tener en cuenta a la hora de hacernos con una plancha vertical que facilitarán el planchado: 

  • Buscar un modelo ligero, sobre todo si planeamos llevarla de viaje o las planchas de vapor pesan demasiado para nosotros. 
  • Vapor continuo: buscar una plancha que vaporice continuamente nos evitará tener que presionar constantemente con el dedo el botón de vapor.
  • Configuraciones de planchado: algunos modelos permiten variar el flujo de vapor, lo que puede resultar útil para planchar artículos delicados.
  • Tiempo de calentamiento: es una característica esencial si queremos ahorrar tiempo en la tarea de planchado.
  • Tanque de agua: no hay ningún modelo con un tanque de agua enorme, pero es importante que no sea excesivamente pequeño, para no tener que estar rellenándolo constantemente.
  • Adecuado para todos los tejidos: algunos fabricantes afirman que sus modelos son adecuados para todos los tejidos, incluida la seda, sin embargo, conviene verificarlo primero.

¿Cómo utilizar una plancha de vapor vertical?

Para sacarle todo el partido a una plancha de vapor vertical, es importante asegurarse de pasar bien la plancha por los bordes de la prenda, ya que son las partes que más cuesta estirar, pero sin dejar la plancha mucho tiempo en un mismo lugar. Conviene planchar ambos lados de la prenda y al terminar dejarla unos segundos en la percha para que se enfríe y se seque. Además, el movimiento se puede hacer tanto de arriba abajo y viceversa. 

En las planchas verticales, la temperatura se mantiene cerca de los 100ºC, más baja que las planchas de vapor normales, que suelen alcanzar una temperatura cerca de los 150-200° C, llegando a superar los 250° C en ciertos casos. Para las planchas verticales, la temperatura de la suela de la plancha está estandarizada según el tipo de tejido, por eso tienen selectores con diferentes puntos (de 1 a 3), que tendremos que seleccionar según la prenda que vayamos a planchar:

  • 1 punto (entre 70 y 120 °C): para planchar sintéticos comopoliéster, acetato, acrílico, poliamida, etc.
  • 2 puntos (entre 100 y 160 °C): para seda, viscosa y lana.
  • 3 puntos (entre 140 y 210 °C): para planchar algodón y lino.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor