Practicopedia

El microondas no sólo sirve para calentar o tal vez descongelar: también puedes cocinar

65ymás

Sábado 4 de abril de 2020

2 minutos

Claves para preparar platos con este electrodoméstico

Microondas

Generalmente sólo usamos el microondas para calentar o tal vez descongelar, y poco más. No obstante, se puede utilizar para cocinar y hacer platos sanos y en poco tiempo. Aunque no sirve para todo, en muchas ocasiones sí es posible recurrir a él, lo que además implica un ahorro de energía importante. Sólo es necesario saber unos cuantos trucos, emplear los recipientes adecuados y, por supuesto, olvidarte de los falsos mitos que hay en torno a este electrodoméstico.

Distribución del calor

En un horno microondas la distribución del calor no se hace por igual, y este es el primer punto que debes tener en cuenta a la hora de preparar tus platos. Como los alimentos se suelen calentar más por unas zonas que por otras, lo aconsejable es distribuir los más densos en la parte exterior del recipiente. También puedes cortar los alimentos en partes iguales y colocarlos en una sola capa. Las formas redondas se cuecen antes que las cuadradas.

¿Se puede cocinar con el microondas?

 

Verduras, carnes y pescados

Para cocer verduras se recomiendan recipientes que no sean muy altos y anchos, así se hacen antes, y se conserva mejor su sabor. Si hacemos platos con carne es mejor taparlas siempre, pero no con un plato del revés, sino con una tapa de microondas. En el caso del pescado podemos usar un film transparente o papel para hornear.

También es recomendable ir moviendo las porciones voluminosas del alimento especialmente de las aves. En el caso de que tengan hueso, debes saber que este es un buen conductor del calor, de modo que las zonas más cercanas se harán antes.

Tiempos de cocción

Los tiempos de cocción son importantes, siempre van a ser menos que los que utilicemos a través de otro método, en general, es mejor quedarse cortos y después ir añadiendo minutos según veamos que sea necesario. Estos se tienen que calcular en función del volumen de la pieza. Tendremos que remover de vez en cuando en función del plato que preparemos e ir añadiendo ingredientes en función de sus tiempos de cocción, para que no se deshagan.

Recipientes

Otro aspecto que no se te ha de olvidar es el tipo de recipiente que uses para cocinar, que debe ser apto para el microondas. Sirven los de vidrio, porcelana, loza o plástico preparado para tal fin. Hay artículos de silicona que se pueden utilizar, así como film transparentes, papel de hornear o las mismas bolsas que se emplean en el horno convencional. Y en ningún caso papel de aluminio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?