Practicopedia

¡Ojo! Si vas a utilizar lejía… mira antes la fecha de caducidad

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 28 de febrero de 2021

3 minutos

Lo que siempre debes hacer antes de abrir un bote nuevo de lejía

¡Ojo! Si vas a utilizar lejía… mira antes la fecha de caducidad foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 28 de febrero de 2021

3 minutos

La lejía se ha convertido en la principal arma de batalla de muchas personas contra virus y bacterias en los últimos meses. Sin embargo, hay algunas cosas que puede que no sepas y que estés haciendo mal y a las que deberías prestar atención por tu seguridad y por la eficacia del producto.

La COVID-19 nos ha hecho más limpios aun de lo que ya éramos. Ahora, no solo quitamos el polvo, sino que desinfectamos. Para ello, en el mercado existen multitud de productos desinfectantes, sin embargo, son muchas las personas que siguen utilizando la lejía en exclusiva para esta función. En este sentido, hay datos que señalan que en España es un producto indispensable en los hogares: 8 de cada 10 personas tienen lejía en su casa.

Fecha de caducidad

Es importante que mires la fecha de caducidad de tu bote de lejía antes de abrirlo ya que, aunque pienses que este producto dura toda la vida y nunca antes te hayas detenido en este detalle, debes saber que la lejía va perdiendo efectividad con el paso del tiempo. Hay datos que apuntan que, al año de abrirla, la lejía puede perder en torno a un 20% de efectividad.

Además, en este mismo sentido, es importante que anotes la fecha de apertura con un rotulador para así saber si ha pasado el suficiente tiempo y por lo tanto habrá perdido todo su poder desinfectante.

Si vas a utilizar lejía… mira antes la fecha de caducidad Foto: bigstock

Dilúyela en agua

Para una limpieza segura nuestro consejo es que la diluyas previamente en agua antes de su uso. Eso sí, nunca con agua caliente. De ese modo reducirás el riesgo de sufrir una intoxicación y que pierda sus propiedades.

Igualmente, recuerda ventilar la zona correctamente mientras utilices este producto, así como utilizar guantes, para evitar sufrir daños en las vías respiratorias o en la piel, respectivamente.

Una vez limpies una superficie con lejía es importante que la enjuagues muy bien para evitar cualquier problema de salud.

Limpiar previamente

La lejía no limpia, sino que desinfecta. Por ello, es importante que, si quieres quitar suciedad de algún objeto o zona de casa, es preferible que lo limpies primero y luego utilices un paño con lejía diluida en agua para desinfectar.

Comprueba las indicaciones del fabricante

Antes de abrir el bote y ponerte a limpiar todo con lejía, recuerda que hay tejidos y superficies en las que no se recomienda el uso de la lejía como el aluminio, el acero inoxidable, los acabados cromados y algunas superficies plásticas.

No obstante, si prefieres desinfectar con productos naturales, siempre puedes recurrir al vinagre o el limón.