Practicopedia

El sol o el chocolate: dos cosas raras que te hacen estornudar

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 28 de diciembre de 2020

1 minuto

La conexión nerviosa existente entre la nariz y el ojo es la causante de estos estornudos

El sol o el chocolate: dos cosas raras que te hacen estornudar Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Lunes 28 de diciembre de 2020

1 minuto

¡Si no puedes estornudar mira al sol! Seguro que en alguna ocasión alguien te ha indicado esto. Pues bien, debes saber que, además de este extraño fenómeno, existen algunos otros cosos muy raros que nos hacen estornudar más allá del polvo o el polen.

Lo primero que necesitamos entender es el porqué del estornudo. Se trata de un acto reflejo brusco de expulsión de aire desde los pulmones a través de la nariz, o por la boca, que suele estar originado por gentes físicos, como cuerpos extraños, o químicos, como sustancias irritantes. Esta sensación de irritación, iniciada por la liberación de histamina, estimula la sensibilidad de la nariz, enviando la orden a los distintos sistemas de la cara, la garganta y el pecho de estornudar.

La expulsión de aire, que sale disparada por la nariz a una velocidad promedio de entre 50 y 70 kilómetros por hora, dura unos 150 milisegundos.

Una vez que has entendido cómo se producen los estornudos, vamos a explicarte algunas causas raras de su origen.

Mirar al sol o comer chocolate

Las personas que al mirar al sol o a una luz brillante, o al comer chocolate negro estornudan sufren lo que se conoce como reflejo fótico del estornudo. Se trata de un fenómeno que padece un 35% de la población.

Suele ser hereditario y se debe a la conexión nerviosa existente entre la nariz y el ojo. Las luces brillantes y el sabor del chocolate negro estimulan el nervio óptico haciéndonos estornudar. El nervio trigémino, que corre junto al nervio óptico y controla los estornudos, se activa, lo que puede llegar a doler levemente.

Comer alimentos picantes

Comer cosas picantes puede desencadenar en algunas personas un ataque de estornudos y ello es debido a una condición llamada rinitis gustativa. Se trata de una hipersensibilidad de los nervios nasales a los desencadenantes externos, la cual puede provocar estornudos, secreción nasal o congestión tras ingerir algunas comidas, como son los alimentos picantes.

El sol o el chocolate: dos cosas raras que pueden hacernos estornudar Foto: bigstock

Tener miedo

Vivir una situación de miedo, frustración, tristeza o emoción puede causar estornudos. Algunas de estas sensaciones pueden hacer que nuestras membranas nasales se inflamen o se encojan provocándonos estornudos.

Bebidas gaseosas

Hay personas a quienes un simple trago de una bebida carbonatada puede provocarle un estornudo. Ello se debe a que el nuestro cuerpo detecta dióxido de carbono presente en las bebidas con gas como una sustancia química peligrosa enviando una señar al cerebro para que estornude y poder liberarse de ella.

El sol o el chocolate: dos cosas raras que pueden hacernos estornudar Foto: bigstock

Mantener relaciones sexuales

Científicamente se le conoce como exacerbación postcoital de la rinitis o rinitis de luna de miel. Les ocurre a aquellas personas que al pensar en sexo o bien tras mantener relaciones sexuales estornudan. Hay quien apunta a que se debe a una activación del sistema parasimpático al experimentar emociones intensas, el cual provoca un estornudo por error, ya que es el mismo sistema encargado de regular el placer sexual como el reflejo del estornudo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?