Practicopedia

Usos insólitos de la pasta de dientes: desde limpiar zapatos hasta acabar con malos olores

Manuela Martín

Jueves 11 de marzo de 2021

3 minutos

Algunos de los usos que podemos darle a la pasta de dientes

Usos insólitos de la pasta de dientes: desde limpiar zapatos hasta acabar con malos olores
Manuela Martín

Jueves 11 de marzo de 2021

3 minutos

Las expertas en limpieza conocen miles de trucos para hacer que las tareas del hogar resulten más sencillas. Pero ¿alguna vez te has planteado limpiar con pasta de dientes? Si aún no lo has hecho te animamos a que pruebes porque puede ayudarnos a dejar ciertas zonas de nuestras casas en perfecto estado, entre otras muchas situaciones. Eso sí, siempre con pasta dentífrica de color blanco, nada de colores.

Limpiar la plata

Uno de los usos más conocidos de la pasta de dientes, además de limpiar nuestra boca, es el que le damos para limpiar la plata.

Basta con frotar pasta de dientes sobre la plata. Coge una buena cantidad y frota durante 5 minutos con la ayuda de un cepillo. A continuación, simplemente tendrás que enjuagar y secar.

Usos de la pasta de dientes más allá de la limpieza de nuestra boca

Zapatos sucios

Los zapatos más sucios tienen los días contados. Para ello, llena un cepillo en agua con jabón y limpia los bordes de la zapatilla. A continuación, aplica dentífrico en los bordes (usa los dedos para esparcirlo mejor).

Finalmente, cepilla los bordes con fuerza y deja actuar la pasta entre 2-4 minutos y finalmente retírala límpiala con un trapo húmedo.

Manchas de agua en los muebles de madera

Si no has utilizado un posavasos y has dejado un cerco en tu mesa de madera, no te preocupes. Puedes eliminarla con un poco de pasta de dientes.

Para ello, frota un poco de pasta dental sobre la madera con un paño suave y luego limpia con un paño húmedo. Deja secar y finalmente aplica un poco de cera para muebles.

Manchas de tinta en la ropa

Otra de las manchas que podemos quitar con la pasta de dientes es la de tinta.

Si has manchado tu blusa nueva con un poco de rotulador o boli, coge un poco de pasta y ponla sobre la mancha. Frota un poco, deja secar y lávala como habitualmente pasadas unas horas. Verás como ha desaparecido.

Acaba con los malos olores

Concretamente, los de las manos. Si tus manos huelen a cebolla o ajo después de preparar un guiso, coge un poco de pasta de dientes y como si de un gel se tratase frótatelas bien. Verás como consigues deshacerte del mal olor.

Limpiar paredes

¿Un arañazo en la pared del pasillo? Coge una pequeña dosis de dentífrico en un cepillo y a frotar. Eso es todo lo que necesitas para quitar las manchas de las paredes blancas.

 

Sobre el autor:

Manuela Martín

Manuela Martín es redactora especializada en temas de salud y ocio.

… saber más sobre el autor