Consumo

Mercadona pone fin a una de las medidas más estrictas durante el confinamiento por el coronavirus

65ymás

Miércoles 8 de julio de 2020

2 minutos

Deja de exigir el uso obligatorio de guantes en sus supermercados

6 trucos que usan Mercadona y Lidl para que compres más sin darte cuenta

Mercadona (@Mercadona), como tantos otros supermercados en España, tomó la medida durante el confinamiento por el coronavirus de obligar a los clientes al uso de guantes para acceder a hacer la compra. Sin embargo, con todo el país ya instalado desde hace días en la "nueva normalidad", la cadena valenciana ha cambiado esa regla y ahora su uso pasa a ser "opcional".

Mercadona lo ha confirmado a través de su cuenta de Twitter en respuesta a una usuaria de esta red social, que criticaba que con el uso obligatorio de los guantes en estos establecimientos se están generando "ingentes cantidades de residuos plásticos". La cadena de supermercados, contestaba: "El uso de guantes ya no es obligatorio, aunque siguen estando disponibles. Pasa a ser opcional para clientes y trabajadores. Solo serán obligatorios en aquellas secciones donde ya se usaban por seguridad alimentaria", en referencia a las secciones de fruta y verduras y panadería y bollería.

 

Una medida, no recomendada

En este sentido, la Sociedad Española de Medicina Preventiva Salud Pública e Higiene ya se expresó hace semanas en contra del uso de los guantes, ya que "el coronavirus no puede penetrar en la piel sana y, por tanto, no es posible la transmisión de la enfermedad de esta manera, siendo innecesario tener una capa adicional de protección". 

"En el contexto de la pandemia por COVID-19, el uso de guantes por parte de la población general es una medida NO recomendada por autoridades oficiales como la Organización Mundial de la Salud, ya que no aporta una protección adicional respecto a la higiene de manos e, incluso, puede incrementar las posibilidades de transmisión de la enfermedad entre personas o a partir de superficies potencialmente contaminadas", afirma la SEMPSPH.

"Generan una falsa sensación de seguridad en el usuario. El llevarlos puestos puede hacer que no se tomen las precauciones para evitar el contacto con superficies potencialmente contaminadas y que no se realice una adecuada higiene de manos posteriormente. Llevar guantes implica una pérdida de tacto, la contaminación pasa desapercibida. Por ejemplo, al tocar una barandilla sobre la que alguien haya estornudado, con el guante no se percibirá que está húmeda, por lo que se retrasará la higiene de manos y aumentarán las posibilidades de contagio o contaminación de otras superficies", añade.

0

No hay comentarios ¿Te animas?