Consumo

Los mercados tradicionales unen sus fuerzas para afrontar la crisis provocada por el coronavirus

Agus Calvet

Domingo 10 de mayo de 2020

2 minutos

Quieren reivindicarse como espacios de cohesión social y embajadores de la alimentación saludable

Los mercados tradicionales unen sus fuerzas para afrontar la crisis provocada por el COVID-19

La Boquería en Barcelona, Virgen del Rosario en Cádiz, el de Triana en Sevilla, el Central de Valencia, el de Chamartín en Madrid o el de La Ribera en Bilbao son solo algunos de los mercados tradicionales y de abastos de toda España que han decidido dar un paso adelante y unirse para hacer frente a los efectos que ha provocado en sus negocios el COVID-19.

Bajo la denominación de ‘Mercados tradicionales y de abastos de España #MercadosTradicionales’ quieren hacer posible, según han explicado, un sector “más fuerte y unido”. Para ello quieren reivindicarse como espacios “de cohesión social” y embajadores de la alimentación saludable, equilibrada y con producto de proximidad.

La pandemia ha golpeado de forma evidente a todo tipo de comercio, pero mientras las grandes superficies tipo supermercado e hipermercado cuentan con el apoyo de grandes multinacionales, los mercados son mucho más vulnerables. De hecho, según estudios como el de la OCU, el confinamiento ha generado un descenso generalizado en el número de compras en los mercados tradicionales.

Así pues, esta nueva asociación busca la complicidad de las administraciones, tanto nacional, como regional y local puesto que destacan su “signo de identidad y patrimonio histórico de los municipios donde se ubican”, como “servicios esenciales de producto fresco y de calidad”.

Y es que los mercados tradicionales y de abastos prestan servicio al público en general que va más allá de la compra de productos. Los mercados han sido por definición lugar de reunión y, en la actualidad, muchos de ellos incluso habían ido incorporando actividades culturales para convertirse en centros de multiocio. Además, estos mercados también forman parte clave como motor económico y de servicio a otros establecimientos de sus localidades, como son los restaurantes y bares.

Los mercados que acaban de formar esta alianza también destacan su capacidad para “reinventarnos en tiempo récord”, siguiendo los protocolos de seguridad en sus espacios (desinfección, espacio de seguridad, etc.) y aplicando fórmulas poco utilizadas hasta ahora como ser la venta online o, en especial, el servicio a domicilio.

A este proyecto se han incorporado también organizaciones como la Federación de Comercio Agrupado y Mercados de la Comunidad de Madrid (Cocam), la Federación de Mercados Centrales de la Comarca de Vigo (Mercacevi), la Federación Gallega de Plazas de Abastos (Fepragal), o la Federación de Gremios Detallistas de Productos Alimenticios y Asociaciones de Concesionarios de Mercados de Cataluña (Fegram), entre otros.

0

No hay comentarios ¿Te animas?