Economía

¿Cuánto cobran los actores españoles?

65ymás

Lunes 8 de abril de 2019

5 minutos

Menos de la mitad de los actores y actrices trabaja en su sector

¿Cuánto ganan los actores españoles?
65ymás

Lunes 8 de abril de 2019

5 minutos

"Muchos actores mayores están viviendo situaciones de precariedad"

Once actores y actrices veteranos que tienen la suerte de seguir trabajando

Los actores y actrices españoles que tienen trabajo en el sector artístico son menos de la mitad del colectivo. Y de entre el total de artistas, poco más del 8% pueden llegar a fin de mes gracias a su talento interpretativo. Así lo refleja el Estudio sociolaboral del colectivo de actores y bailarines en España, un trabajo elaborado por la Fundación de Artistas e Intérpretes Sociedad de Gestión (AISGE).

La gravedad de la situación va más allá. No solo sucede que una mayoría de actores no tiene empleo en su sector. A ello se le suma que quienes sí logran subirse a un escenario o pisar un plató obtienen unos ingresos muy modestos, a menudo ínfimos. Del total de actores y actrices españoles, solo el 8,17% cobran 12.000 o más euros anuales y, en consecuencia, no pueden vivir de esta profesión. Si colocamos el listón en quienes cobran 30.000 o más euros al año y disfrutan de cierta holgura económica, resulta que hablamos de apenas el 2,15% del colectivo.

El sociólogo Walter Actis, experto en la materia, ha dirigido este Estudio sociolaboral y rubrica sus más de 320 páginas, a las que se les suman varios anexos. La investigación de Actis constata que no solo ha bajado la tasa de ocupación, sino también los ingresos que obtienen aquellos artistas que sí logran trabajar. Entre los que cobran por su trabajo como actores, más de la mitad, el 53%, no supera los 3.000 euros anuales. En concreto, el 29% obtuvo menos de 600 euros durante todo el año, una media de 50 euros mensuales, mientras que otro 24% se quedó en la franja entre los 601 y los 3.000 euros. El desplome es evidente en este sentido: quienes obtenían menos de 3.000 euros al año eran el 34% en 2002 o el 45% en 2010.

Estas cifras definen un panorama muy complicado para los intérpretes profesionales, puesto que la tradicional intermitencia y precariedad de sus empleos se ha agravado notablemente tras la crisis económica. Las indagaciones de la Fundación AISGE muestran que la situación se ha agravado durante al menos los últimos años, en un contexto de callejón sin salida: paro cada vez mayor, trabajo cada vez más precario y pocas soluciones alternativas o complementarias fuera del gremio interpretativo. 

Ante esta grave situación de precariedad, los actores y actrices españoles buscan otras fuentes de ingresos: el 46% tiene habitualmente un empleo al margen de la profesión artística. El 13% encuentra ocupaciones más o menos relacionadas con el sector y el 33%, en trabajos que nada tienen que ver con los platós o los escenarios. Aquellos que pueden ocuparse en alguna actividad medianamente 'afín' son quienes imparten cursos de interpretación o danza, o desempeñan tareas de producción, terapias de técnicas corporales, locución, música o canto, guion o dirección artística.

Precariedad entre las mujeres

La situación, ya de por sí preocupante, lo es todavía más si centramos el foco en las mujeres. Para empezar, en la tasa de desocupación como artistas, que se eleva al 51,6% entre ellas y desciende hasta un 45,4% entre los varones. Y para proseguir, en todas las demás variables: las actrices trabajan menos días al año que los hombres, cobran menos, se enfrentan con mayor frecuencia al problema de trabajar sin contrato y sufren una inserción laboral más débil.

Son ellas, más en concreto, quienes predominan en el segmento de ingresos inferiores a 600 euros anuales (35% por un 24% entre los hombres). En cambio, las mujeres empiezan a escasear en franjas de ingresos un poco más favorables. Solo el 26% de actrices perciben más de 6.000 euros al año, un porcentaje que en el caso de los actores alcanza el 39%. En cuanto a las que se ven en la tesitura de trabajar sin contrato, son el 13,8% por un 9,9% entre los hombres. Y las que trabajan, trabajan menos. 

Jóvenes: trabajan más pero cobran menos

El estudio permite también, por la amplitud de la muestra, sacar conclusiones sobre la situación de los profesionales en función de su franja de edad. Y a este respecto el paisaje es, de alguna manera, ambivalente. Los menores de 35 años trabajan más que los de las generaciones anteriores, pero, en contrapartida, los ingresos que están obteniendo nuestros artistas emergentes son sensiblemente más humildes que los de sus colegas de más edad. Por lo pronto, la tasa de ocupación artística va descendiendo con la edad, según se colige del informe. Trabajan en el sector artístico el 48% de los actores menores de 35 años, pero este índice se reduce hasta el 43% si nos fijamos en los mayores de 45 años. Además, el grupo de mayor edad es el que recurre menos a otras ocupaciones, 40% frente a 50%. Es decir, el recurso a otro empleo complementario es una tendencia relativamente reciente, que afecta más a los profesionales jóvenes.

Los jóvenes tienen mayor tasa de empleo y trabajan más días al año. Sin embargo, su situación dista de ser favorable. Los jóvenes predominan en el tramo de ingresos de 600 a 6.000 euros, mientras que el grupo de edad intermedia, de 35 a 44 años, lidera el tramo de 6.000 a 18.000 euros y los mayores de 45 son mayoría en la escala superior, ese exiguo porcentaje que cobra más de 30.000 euros al año. Es más, el análisis conjunto de ingresos mensuales (empleos artísticos o ajenos, prestaciones sociales, rentas…) da como resultado que los más abocados a la pobreza son los jóvenes: un 39%. Los más veteranos, gracias a las mejores condiciones laborales y a la percepción de otros ingresos, mejoran algo su posición pese a que el trabajo escasea.