Economía

“Desperdiciar el talento sénior es una sinrazón económica y social”

Pepa Montero

Sábado 25 de mayo de 2019

3 minutos

Escudero (OCDE) defiende convertir el envejecimiento en oportunidad

Manuel Escudero: “Desperdiciar el talento sénior es una sinrazón económica y social”

Sánchez incluye las pensiones entre sus prioridades para la nueva legislatura

El gasto en pensiones llega a la cifra récord de 9.611 millones

La pronunciada reducción de las tasas de fertilidad, junto con el aumento de la esperanza de vida, perfilan un proceso de transición demográfica que constituye uno de los hitos en la historia de la humanidad. Sin duda, el creciente proceso de envejecimiento de la población en España y Europa tiene impacto sobre el consumo, el ahorro, la inversión, las pensiones, la sanidad… y supone un aumento del gasto público, tal y como detalla el informe Envejecimiento Poblacional, realizado por el servicio de estudios de Mapfre (@MAPFRE) y presentado en la sede madrileña de Deusto Business School (@deustoDBS).

 

Manuel Escudero (centro) en la presentación del informe sobre envejecimiento de Mapfre.
Iñaki Ortega (Deusto Business School), Ricardo González (Mapfre), Manuel Escudero (OCDE), Gonzalo de Cadenas (Mapfre), Ángel de la Fuente (Fedea) y Eva Piera (Mapfre).

 

Retos económicos y sociales muy considerables, que añaden mayor presión sobre las cuentas públicas en todo el mundo, pero que también “pueden convertirse en oportunidades”, según expone Manuel Escudero (@EscuderoManu), embajador y representante permanente de España ante la OCDE (@OECD) y presidente del Centro de Desarrollo de dicha organización. Para Escudero, desperdiciar el talento sénior "es una sinrazón” por muchos motivos, entre ellos, la enorme fuerza que desencadena la cada vez mayor esperanza de vida a los 65 años. En España, por ejemplo, según el informe de Mapfre las personas jubiladas viven de media otros 21,4 años una vez que se retiran, lo que nos convierte en el octavo país donde más años viven los jubilados.

 
Captura de pantalla 2019 05 24 a las 10.46.15

Fuente: SERVICIO DE ESTUDIOS DE MAPFRE

 

Ante este panorama, los principales retos, los más urgentes, son “decidir el modelo de revalorización de las pensiones y resolver el desequilibrio financiero de la Seguridad Social, pero no menos importante es decidir si queremos que los mayores sigan vinculados a la sociedad una vez entrados en la etapa de la jubilación”, en opinión de Manuel Escudero.

 

 

A vueltas con la edad de jubilación

Otro de los expertos que ha participado en la presentación del informe sobre envejecimiento, el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea @socialfedea), Ángel de la Fuente, ha puesto de relieve una realidad atestiguada por las cifras de la Seguridad Social: el paulatino retraso de la edad de jubilación aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy es “impopular” y además “no funciona”, dado que la edad real de jubilación en España sigue estando en los 63-64 años, todavía lejos de los 65,7 meses previstos para 2019.

“La reforma de 2011 retrasa la edad normal a los 67 años, pero con amplias excepciones y condiciones transitorias, lo que se traduce en que casi el 45% son jubilaciones anticipadas y muy pocos (4,3%) son retiros demorados", explica De la Fuente, para quien otra forma de abordar el problema sería "compatibilizar el cobro de la pensión con el trabajo". El directivo del think tank Fedea recuerda que en muchos países se permite sin restricciones esta compatilización, pero que en España “solo practica el 0,7% de los mayores de 65 años”.

 

Captura de pantalla 2019 05 24 a las 11.39.15

Fuente: FEDEA

De la Fuente plantea asimismo desarrollar fórmulas como la hipoteca inversa para hacer líquido el patrimonio inmobiliario de los españoles cuando dejen de trabajar. "Aunque seamos cada vez más viejos no hay nada que nos condene a ser menos productivos", asegura.

Europa: 2,8 personas en edad de trabajar por jubilado

Gonzalo de Cadenas, director de Análisis Macroeconómico y Financiero del Servicio de Estudios de Mapfre y coautor del informe Envejecimiento Poblacional, resalta que más del 25% de la población mundial es mayor de 60 años, que el desequilibrio demográfico ya provoca que en Europa occidental existan 2,8 personas en edad de trabajar por cada jubilado (en Japón solo dos) y en España 3. Unas ratios que irán menguando, por lo cual vaticina un incremento de la necesidad de ahorro, problemas de sostenibilidad fiscal y una disminución de la población activa y del empleo. Todo ello causará, alerta Cadenas, “un empeoramiento de la productividad y de los salarios”.

 

Captura de pantalla 2019 05 24 a las 10.44.16

Fuente: SERVICIO DE ESTUDIOS DE MAPFRE

Por su parte, Ricardo González García, director de Análisis, Estudios Sectoriales y Regulación del Servicio de Estudios de Mapfre, aporta otro dato para la reflexión: las pensiones y la salud acaparan entre un tercio y la mitad del gasto público total en la OCDE. El envejecimiento supondrá más gasto público, especialmente en los servicios públicos de salud y en los cuidados a largo plazo, e impactará en la suficiencia de las pensiones.

2
Pablo Fortón Hace 4 meses
Es pràcticamente Imposible hacer algunos trabajos compatibilizados con el cobro de la pensión.
Bernardo Hace 4 meses
Hay que pensar en cómo compatibilizar la jubilación/prejubilación con actividades remuneradas que reporten ingresos y que el modelo sea beneficioso para la persona y la Administración. Facilitar modelos de contratación y de emprendimiento favorables a los que los quieren aplicar, cuando menos en un plazo de puesta en marcha (3-5 años). Ayudar en el aprendizaje de uso de las nuevas tecnologías y mundo digital aplicado a actividades profesionales. Promover la colaboración intergen