Empresas

Talento sénior: cómo preparar una entrevista de trabajo si tienes más de 55 años

Marta Jurado

Miércoles 9 de diciembre de 2020

1 minuto

Descubre las cinco claves que te ayudarán a superar con éxito un proceso de selección

Talento sénior: cómo preparar una entrevista de trabajo
Marta Jurado

Miércoles 9 de diciembre de 2020

1 minuto

A más edad, mayor problema para encontrar trabajo: el número de parados mayores de 55 años se ha multiplicado en los últimos años, alcanzando los 511.000 según la última EPA de septiembre de 2020. Y aunque la destrucción de empleo provocada por el coronavirus aún no se vea en las estadísticas, una de las principales características de estos parados es que son de larga duración. Es más, un 43% de los parados mayores de 55 años lleva más de 4 años en paro y el 58% cree que no volverá a trabajar nunca, según la Fundación Adecco (@fund_adecco).

Uno de los principales problemas con los que las personas de más edad se encuentran a la hora de buscar trabajo, es precisamente, el largo tiempo que llevan sin hacerlo. La entrevista de trabajo es una parte importante del proceso de búsqueda de empleo y por ello la importancia de conocer los trucos para no ser descartado a la primera. Descubre en esta guía rápida los cinco puntos esenciales que pueden ayudarte a superar con éxito un proceso de selección si eres mayor de 55 años.

1. Planificar una estrategia

Si formas parte de esa minoría a la que le han llamado para una entrevista de trabajo y no quieres que tu edad te perjudique, aquí van unos consejos que te pueden ayudar a superar esta criba con éxito. Planificar una estrategia previa a la entrevista es, según los expertos, crucial para superar un proceso de selección.

"Lo primero que hay que hacer es tener claro un discurso y preparar ejemplos de incidentes críticos que reflejen la capacidad de adaptación del candidato", explica Guillermo Abad, especialista en Recursos Humanos y manager en la empresa dedicada a la búsqueda de directivos y consultoría de liderazgo, Talengo.  "Y esto se aplica a cualquier persona, independientemente de la edad", afirma.

entrevista trabajo

 

2. Reflejar diversidad de experiencias 

En opinión del experto en liderazgo inclusivo y diversidad, lo más importante hoy en día en una entrevista de trabajo es reflejar diversidad de experiencias en la trayectoria laboral. "En el caso de los mayores de 55 años, que quizás han permanecido muchos años en la misma empresa, éstas pueden encontrarse también dentro de una misma compañía", señala, en referencia a cambios de funciones o responsabilidades.

Hay un ejemplo al que suelen recurrir los coach de Recursos Humanos: El caso de una mujer que habla en su entrevista de un proyecto retador que le había cambiado la vida y cómo había conseguido enfrentarse a él, que consigue fascinar a los reclutadores. Ese proyecto vital era ser madre, por lo que Abad concluye que "todo depende de cómo cuentes tu historia y saber mostrar tus cualidades en momentos críticos, ya sea en el trabajo o en tu vida personal. "Esto último se valora cada vez más, así como una visión que mire al futuro", opina Abad.

3. Capacidad de adaptación en un entorno cambiante

Actualmente "lo único que permanece constante es el cambio" y por eso es clave mostrar que, independientemente de la edad, se está preparado para asumir nuevos retos, incluidos el dominio de los idiomas o la tecnología. En opinión de Abad, generalmente las empresas buscan candidatos resolutivos en un entorno cambiante, flexibles y con capacidad de comunicación, por lo tanto recomienda que si se tienen estas habilidades, se muestre en la entrevista de trabajo en cuanto haya ocasión.

Otro de los puntos más relevantes que se busca en una entrevista de trabajo es la compatibilidad con la cultura de la organización. "Por eso es siempre recomendable investigar la página web de la empresa, conocer sus datos básicos, a qué se dedican y valorar si encajas con los valores de la organización, si es así, adelante", aconseja Abad, autor del blog @EnclaveDtalento. La documentación previa, apunta, es siempre un punto básico para causar una buena impresión y mostrar interés por la empresa.

4. Evitar caer en los sesgos generacionales o de mal manejo de la tecnología

Ante preguntas "trampa" sobre tecnología, redes sociales o idiomas, el especialista en recursos humanos recomienda tomárselas con tranquilidad. "Hay muchas creencias limitantes que hacen que se tienda a pensar que por ser mayor de 55 años no se manejan estas competencias y no siempre es así". En cualquier caso, Abad aconseja contestar a esta pregunta con calma y demostrar, si no se maneja, una predisposición al aprendizaje. Decir que "estás trabajando en ello" puede ser una buena manera de pasar por esa pregunta "escurridiza".

Abad insiste en que parte de la preparación para la búsqueda de trabajo consiste en estar lo más actualizado posible digitalmente, e incluso permanecer atento a las últimas tendencias en redes sociales. "Introducir un comentario sobre TikTok puede causar una gran impresión al entrevistador y hacer que el candidato pase la barrera del sesgo generacional respecto a la tecnología".

bigstock Woman Passing Job Interview In 258297007

5. No poner la edad en el CV

Y quizás un detalle previo a la entrevista si eres un candidato mayor de 55 años sería evitar poner la edad en el currículum. "Yo no lo pondría porque no es un dato relevante", comenta. En muchos países europeos se apuesta por "CV ciegos" para evitar sesgos o que los seleccionadores te descarten de un vistazo sin profundizar en tus conocimientos y experiencia. "En cualquier caso, la edad se va a deducir a partir de las fechas que aparezcan al relatar la experiencia profesional", reconoce.

De esta manera, aconseja no hacer uso de la edad porque puede ser penalizador, pero extiende esta recomendación a todas las generaciones. "Los reclutadores tratan de ser objetivos, pero no siempre es sencillo ya que en ocasiones los sesgos son inconscientes. "Tendemos inconscientemente a valorar mejor a nuestros “semejantes”, los que más se parecen a nosotros y a rechazar a los que consideramos más diferentes, incluidas las personas de una edad distinta porque nos guiamos por lo que conocemos", sostiene. Así, aconseja tener una alerta mental como entrevistador para no caer en ello y, como entrevistado, no “ponérselo fácil” al entrevistador para que te descarte.

Valorar el talento sénior tendrá que esperar

Guillermo Abad reconoce que el foco actual del empleo está en los millennial y no tanto en los sénior –como se ha visto con las "prejubilaciones" de las últimas décadas–, pero que esto tendrá que empezar a cambiar, debido, entre otras cosas a la evolución de la esperanza de vida de los últimos años y que ahora habrá que ver cómo deja la crisis del coronavirus. "Nosotros en Talengo llevamos años fomentando el mentoring generacional a través de nuestros proyectos, es decir, que se valore la experiencia de los mayores dentro de la empresa, para formar a los jóvenes y viceversa".

"Está claro que el coronavirus no plantea el mejor escenario, vienen tiempos complicados donde habrá que tomar decisiones duras", opina Abad quien alude a que probablemente las empresas tendrán que tocar la masa salarial y esto puede afectar especialmente a los mayores de 45-55 años. "Seguramente muchas organizaciones, sobre todo pymes que son el 90% del tejido empresarial español, tendrán que optar por ERES y despidos. La edad no va a beneficiar en esto, así que de momento el gran cambio hacia poner el valor el talento sénior, seguramente tendrá que esperar".  

0

No hay comentarios ¿Te animas?