Planes de pensiones

¿Qué será de los planes de pensiones paneuropeos?

Pepa Montero

Viernes 21 de agosto de 2020

1 minuto

La comercialización de planes paneuropeos en España se puede retrasar hasta 2022

bigstock Euro Banknote On A White Plate 250927003

La Eurocámara aprueba la normativa de los planes de pensiones europeos

Los planes paneuropeos nacen descafeinados, según el BCE

Planes de pensiones paneuropeos: ventajas sobre el papel, pero llenos de interrogantes

 

 

Fueron anunciados a bombo y platillo en febrero de 2019 y el Parlamento Europeo los aprobó en abril de ese mismo año, como un producto de ahorro e inversión de ámbito comunitario que venía a incrementar la oferta de planes de pensiones, que se podrían contratar en cualquier país europeo y serían más baratos porque tendrían menos comisiones al existir mayor competencia, además de incentivar el ahorro de los trabajadores ante la jubilación e incorporar a los empleados más jóvenes.

Según la normativa comunitaria, cuando al fin se comercialicen, estos planes de pensiones paneuropeos (PEPP) han de tener unas características básicas comunes, serán transferibles entre Estados miembros y los partícipes podrán realizar aportaciones al plan que elijan, independientemente del país del bloque en el que residan.

Sin embargo, un año después, los planes de pensiones paneuropeos están paralizados, ya que la emergencia sanitaria por el coronavirus y la crisis desatada por la pandemia han obligado a retrasar la imprescindible trasposición de este producto a la legislación española, algo que todos los países están obligados a ofrecer, al menos, antes de junio de 2022. De momento, en junio pasado, ninguna gestora española había solicitado la inscripción de estos planes, según ponía de relieve Antonio Banda (@AntonioBanda_), consejero delegado del roboadvisor Feelcapital (@Feelcapital). "Si en 2019 el retraso vino provocado por la demora en la formación de Gobierno, este año ha sido el COVID-19 el que ha pospuesto otra vez su llegada a nuestro país y no se prevé, debido al trámite parlamentario que conlleva, que se puedan comercializar antes de 2022", señala Banda. 

El coronavirus frena el despegue de los planes 

Así, la crisis sanitaria por el coronavirus está frenando que España y la mayoría del resto de países trasponga la legislación europea, lo que impide que las gestoras españolas y europeas soliciten la inscripción de estos productos de ahorro, que tienen un mercado potencial de unos tres billones de euros.

El desencanto con este producto no solo llega por su lentitud en ser comercializado, sino que el propio Luis de Guindos, desde su cargo de vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), lo criticó desde el principio por su "falta de ambición" en la portabilidad transfronteriza. Según Guindos, el principal problema es que "los elementos clave se dejan a discreción de los Estados", lo que en su opinión "limitará" su capacidad de facilitar la movilidad laboral y de los ahorros entre las fronteras de la Unión Europea.

Cómo funcionarán los planes paneuropeos... cuando lleguen

 

Banderas europeas

 

La gran ventaja de estos planes paneuropeos reside en que el partícipe podrá continuar ahorrando en su plan personal aunque se mude de un país a otro, sin que se vean afectados los fondos que tenga acumulados ni las características del producto.

Se trata de un instrumento complementario, individual y voluntario; es decir, puede complementar (no sustituir) cualquier pensión pública a la que tenga derecho una persona, y también es compatible con las contribuciones que haya efectuado su empleador.

Como señala el economista experto en pensiones José Antonio Herce (@_Herce), se trata de “avanzar en la armonización de la normativa; hay que ir en esa dirección y así daríamos escala a un mercado que ahora es raquítico, al menos en España”. Lo que debería ocurrir es que “desde el propio mercado emerjan soluciones seguras y portables, un fondo donde tú vayas depositando tu capital, que sea tuyo desde el primer céntimo que tú o tu empleador hayáis metido, y tú te lo lleves de un país a otro sin sufrir maltrato fronterizo”, plantea Herce.

 

APORTACIONES Y PRESTACIONES DE PLANES DE PENSIONES EN ESPAÑA

Aportaciones y prestaciones planes pensiones España 2019

Así funcionarán los planes paneuropeos: 

-Los PEPP podrán ser ofrecidos por varios proveedores como compañías de seguros, bancos, fondos de pensiones de empleo, empresas de inversión y gestores de activos. Además, este nuevo instrumento será una opción que complementará los sistemas públicos, profesionales y nacionales de pensiones individuales.

-En junio de 2022 todos los países europeos estarán obligados a ofrecer estos productos de ahorro.

-El régimen fiscal será el que determine cada país, y este es precisamente uno de sus puntos débiles.

-Comisiones máximas del 1%, lo que significa un abaratamiento respecto a las que soportan los planes de pensiones que se comercializan en España, que actualmente pueden llegar al 2% si se suman todos los gastos generales.

-Se podrá cambiar de promotor, tanto a nivel nacional como internacional, después de un periodo mínimo de cinco años, y podrán seguir contribuyendo a su PEPP aunque se desplacen a otro Estado miembro.

-En cuanto a las empresas gestoras y los promotores de planes de pensiones, tendrán la ventaja de poder venderlos en los distintos Estados miembros de la Unión, lo que les permitirá poner en común activos con mayor eficacia y llegar a consumidores de todo el bloque.

La fiscalidad de los planes, un gran escollo

 

Billetes y monedas de euro

 

Además del jarro de agua fría que les arrojó Luis de Guindos nada más nacer, los planes de pensiones paneuropeos tienen en la fiscalidad su principal escollo. Así, aunque los eurodiputados artífices de esta normativa europea reclaman que los países concedan un trato fiscal preferencial al nuevo producto, todavía no está claro cómo se haría.

Sobre la mesa existen dos propuestas:

-Que los planes paneuropeos reciban el mismo tratamiento fiscal que los nacionales de cada Estado.

-Que todos los países de la Unión Europea acuerden otorgarles un régimen tributario específico.

Tal y como recuerda la patronal de la inversión colectiva Inverco (@INVERCOinfo) en un informe de julio (referido a una nota de la AIREF), "el nuevo Plan de Pensiones Personal Paneuropeo responde a la necesidad de incentivar el desarrollo del tercer pilar. El Reglamento europeo que lo aprueba así lo indica expresamente y la Recomendación que lo acompaña conmina a los Estados miembros a otorgar a este producto el mejor régimen fiscal que exista en cada una de las jurisdicciones para los productos de pensiones (en el caso de existir varios), dando por hecho que en todas ellas el ahorro para la jubilación disfruta de un tratamiento preferente". 

Por qué es decisivo un acuerdo sobre tributación

En primer lugar, porque cada país posee una legislación específica en cuanto a la edad legal de jubilación, que actualmente es el principal requisito que decide cuándo se puede rescatar el plan de pensiones. En este aspecto, la Asociación Europea de Gestores de Fondos de Inversión (Efama) considera que debe dejarse al arbitrio de cada Estado miembro.

Y, en segundo lugar, importa mucho la forma de rescatar el plan, pues existe gran variedad de requisitos y alternativas entre países para que los ahorradores cobren lo depositado en sus planes. Y según la modalidad escogida para cobrar el dinero, afectará de un modo u otro a la declaración de Hacienda de los partícipes de estos planes, que tampoco es homogénea entre los Estados integrantes de la Unión Europea.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?