Descienden los muertos en carretera, pero preocupan los mayores

65ymás

Sábado 7 de septiembre de 2019

4 minutos

La DGT alerta del aumento de mortalidad entre mayores de 65 años

Accidente de tráfico en la M 40

Desde el famoso lema de 'si bebes no conduzcas' de Stevie Wonder, "lo importante es llegar" de 1982, a la reciente campaña "En un accidente de tráfico, ¿qué prefieres ser? ¿Quien vive o quien muere?". Los lemas de la Dirección General de Tráfico (DGT) han ido evolucionando a lo largo de los años para concienciar a conductores y peatones de la delgada línea que separa la vida y la muerte. Frases e imágenes cada vez más crudas, que han conseguido reducir la siniestralidad en carretera en los últimos años hasta mínimos históricos, según las últimas cifras conocidas a cierre de agosto.

dgt

El pico más alto se registró en 1989 con 9.334 fallecidos, fecha desde la que se ha vivido un notable descenso hasta las 1.806 personas en el año 2018 (24 menos que el año anterior), según el Balance de Siniestralidad Vial 2018 de la DGT. Es más, durante el verano de 2019 se ha registrado el dato más bajo de fallecidos de la serie histórica (220 muertos), gracias sobre todo al descenso de muertos en accidente en agosto (101 personas), lo que supone un 15% menos que el año anterior, tal como se desprende del último balance de tráfico del verano, presentado este jueves por el ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, el fiscal de Seuridad Vial Bartolomé Vargas y el director general de Tráfico, Pere Navarro, entre otras autoridades.

Grande Marlaska ha recordado que los datos de los fallecidos por accidente de tráfico nunca son buenos datos, pero que “en seguridad vial, tanto en España como en el resto de países de nuestro entorno, nos movemos con variaciones de más-menos un 10% y que el descenso del 15% durante todo el verano y el 23% en agosto es excepcional, más si cabe en un periodo en el que aumentan de forma considerable tanto en los desplazamientos cortos como en los de largo recorrido por carretera”.

Asimismo, se han incrementado las pruebas de alcoholemia, llegando a realizarse 1, 1 millones de pruebas, lo que supone un 12,5% más que las realizadas el verano pasado. Grande-Marlaska ha destacado que no nos  podemos olvidar de que hay 56.000 condenas judiciales por conducir con altas tasas de alcoholemia del año pasado ni que las autopsias de los conductores fallecidos nos dieron que 24% presentaban altas tasas de alcohol en sangre. “No se trata de una copa de más. Todas las copas están de más”, ha dicho el ministro en funciones.

Accidentes mortales y fallecidos en vías interurbanas. Verano 2018-2019

Captura de pantalla 2019 09 05 a las 16.08.13
Fuente: DGT
 

Mayores, la franja más mortal

Pero en el desglose por edades, estos datos no son tan positivos. Tal como reflexiona el director general de tráfico, Pere Navarro, "nos hemos pasado años denunciando la irresponsabilidad de los jóvenes, pero ahora nos hemos dado cuenta de la alta tasa de mortalidad entre los mayores". En efecto, la mayoría de las campañas han ido dedicadas principalmente a concienciar a los jóvenes sobre la reducción de la velocidad al volante, el consumo de drogas o la importancia de seguir las indicaciones de seguridad vial. Pero el último balance anual muestra los mayores de 65 fueron la franja más mortal del año 2018, suponiendo un 27% de los 1.806 muertos en total. 

En concreto, el año pasado perdieron la vida 496 personas mayores de 65 años tanto en vías urbanas como interurbanas. El 62% de estos fallecidos fueron en accidentes de vías interurbanasy el 38% en ciudad. En carretera, más de la mitad de los mayores de 65 años fallecidos eran conductores, mientras que en ciudad, los peatones mayores de 65 años fallecidos se eleva a 82%. La cifra es especialmente preocupante porque es la que más se incrementa. La siguiente franja con más mortalidad durante 2018 es la de 35-44 años, con un 17%, seguida de la de 45-64 (16%), y la de 25-34 (14%). En el resto de franjas de edades disminuyeron durante el año 2018. Con estos datos, Navarro ha planteado la necesidad de celebrar unas jornadas de reflexión para concienciar a los mayores del incremento progresivo de la mortalidad en su franja de edad. 

Fallecidos en accidentes de tráfico en 2018 por edades​

  • Fuente: DGT

Distracciones, la principal causa de muerte

En cuanto a las causas, las distracciones se mantienen como el principal motivo en tres de cada diez accidentes mortales en España. Además, la velocidad y el alcohol descienden considerablemente -del 29% al 22% y del 26% al 21%- como factores desencadenantes en estos siniestros. Por el tipo de vías, son las convencionales -un carril en cada sentido- las que registran más siniestros mortales.

En 2018 fueron 994, un dato que "por primera vez" baja de los 1.000 muertos. Este ligero descenso contrasta con el escaso aumento de fallecidos en autopistas y autovías, que registraron 323 muertos. Navarro relaciona estas cifras a la "mayor velocidad" que se produce en estos trazados frente a las vías urbanas. En ambos casos, el colectivo vulnerable -ciclistas, motoristas y peatones- son los más castigados.

Andalucía, Baleares, Castilla la Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Región de Murcia, La Rioja y País Vasco son las comunidades que han reducido el número de fallecidos en accidente de tráfico respecto al año anterior. En el resto de autonomías aumenta.

Fallecidos en carreteras por provincia

Fuente DGT

Atropellos en las ciudades

Los atropellos mortales a peatones se dan sobre todo en las grandes urbes, aunque "sorprendentemente" en 2018 se produjo un aumento del 45% de arrollamientos con posterior fallecimiento en las vías interurbanas. Según los datos de la DGT, 386 viandantes perdieron la vida, de los cuales 149 fallecieron en carretera y 237 en ciudad. También murieron 421 motoristas y 58 ciclistas, considerados como los tres grupos vulnerables. La cifra de heridos graves -considerados así los que pasan más de 24 horas en el hospital tras un accidente de tráfico- desciende de los 9.000, aunque, como afirmó Navarro, "una parte de ellos queda con lesiones y secuelas permanentes". Por lo tanto, se abre el debate sobre la necesidad de implementar medidas encaminadas a adaptarse al mayor envejecimiento de la población.

En términos europeos, España cuenta con uno de los índices de mortalidad más bajos de la Unión Europea, con 39 fallecidos por millón de habitantes, y se sitúa claramente por debajo de la media europea, que cuenta con diez víctimas mortales más por cada millón de personas. Reino Unido, con 28, y Dinamarca e Irlanda con una treintena, se encuentran por debajo de España, a lo que los expertos achacan "al turismo, al alquiler de vehículos y al masivo uso de motos" como principales "escollos" para situarse al nivel de estos países.

0

No hay comentarios ¿Te animas?