Al aire libre

Senderismo en Nerja, paisajes de ensueño más allá de su verano azul

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Jueves 23 de enero de 2020

3 minutos

El municipio malagueño, además de sus bonitas calas, guarda un paisaje interior que hay que conocer

Verde paisaje en el interior de Nerja

A unos 60 kilómetros de Málaga capital, en plena Costa del Sol, Nerja (@visitanerja) es una pequeña localidad que seguro recuerdas por la famosa serie de los 80 Verano Azul, uno de los grandes éxito de Antonio Mercero. Después de varias décadas, en este lugar aún puedes ver el barco de Chanquete y también comprobar que desde el conocido Balcón de Europa se sigue contemplando el Mediterráneo en todo su esplendor.

Tras el boom televisivo, Nerja recuperó poco a poco la calma y hoy sigue siendo un entorno tranquilo, eso sí a rebosar en verano, pero fiel a sus tradiciones y celoso de algunos paisajes menos conocidos que siempre está dispuesto a compartir.

La impresionante cueva y sus alrededores

Si tienes la suerte de pasar unos días en la localidad, no puedes desaprovechar la oportunidad de entrar en una de las cuevas más espectaculares de toda la geografía española. La cueva de Nerja (@CuevadeNerja) fue descubierta en 1959 y está considerada como una "catedral" natural. Se encuentra a poco más de 5 kilómetros de la ciudad y todo en ella resulta imponente. Pasadizos, salas decoradas con estalactitas y estalagmitas o columnas forjadas gota a gota de dimensiones fantásticas, como la que preside la Sala del Cataclismo, con 60 metros de altura y 18 de diámetro.

Después de descubrir las maravillas del interior de la Tierra, toca conocer lo que también nos ofrece Nerja a simple vista. Desde el aparcamiento pensado para los visitantes de la cueva, parte un sendero que llega hasta la Fuente del Esparto, que es todo un placer recorrer.

El impresionante acueducto cerca de Nerja
El impresionante acueducto cerca de Nerja (Bigstockphoto)

Como explica la Junta de Andalucía (@viveandalucia), se trata de una pista forestal perfectamente señalizada, que ofrece en su recorrido estupendas vistas del Barranco de la Coladilla y que también pasa por un área recreativa conocida como el Pinarillo, perfecta para una pausa y un tentempié saludable. Avanzando un poco más, llegarás hasta la fuente, que debe su nombre a la abundancia de esparto en esta zona, un material vegetal muy utilizado en la artesanía local.

El paseo no supone una distancia superior a los 5 kilómetros y desde la fuente tienes varias alternativas para seguir disfrutando de la belleza de la naturaleza malagueña.

Si estás en forma, puedes animarte a recorrer alguno de los senderos que descienden hasta el propio barranco, donde te encontrarás con una sorpresa que no esperas: el magnífico Acueducto del Águila, una extraordinaria obra de ingeniería del siglo XIX, construida principalmente para llevar agua a la antigua y cercana fábrica azucarera de San Joaquín.

La ruta del río Chillar

Indispensable para cualquier senderista que quiera descubrir la zona. También es conocida como la ruta de los Cahorros y te va a mostrar paisajes de los que no se olvidan con facilidad. Es un camino de unos 8 kilómetros, que incrementa su dificultad a medida que avanza, pero que no dejar de ser de nivel medio. Arranca en Nerja, de la zona conocida como Almijara-Mercadillo, donde tienes un aparcamiento para dejar tu vehículo.

La ruta sigue el propio cauce de este río, entre frondosa vegetación, pozas perfectas para un baño en verano y tramos de paredes rocosas, que llegan casi a convertirse en singulares pasadizos, que aquí se denominan cahorros. Al final del bello recorrido, encontrarás una presa y, si deseas continuar caminando, llegarás a la poza y cascada llamada Vado de los patos. Pero cuidado, en este tramo el recorrido es bastante resbaladizo y conviene llevar calzado apropiado.

Acantilados de Maro en Nerja
Acantilados de Maro en Nerja (Turismo Andalucía)

Los acantilados de Maro-Cerro Gordo

En realidad este extraordinario espacio costero, declarado Paraje Natural, transcurre entre los municipios de Nerja, en Málaga, y Almuñécar, en la provincia de Granada, siguiendo el litoral entre el mar y las faldas de la Sierra de la Almijara.

Se trata de 12 kilómetros de abruptos acantilados que dan algún respiro en forma de calas, especialmente bonitas por su estado natural, dado su complicado acceso. Son muchas las excursiones marítimas que parten de ambos municipios andaluces y permiten contemplar las paredes de roca que desafían al mar, pero también tienes algunos recónditos caminos, entre pinares y bosques mediterráneos, que puedes recorrer a pie y que facilitarán que puedas asomarte a miradores únicos.

Es un ecosistema de gran valor ecológico, con especies vegetales autóctonas y la presencia especial de aves. Para descubrirlo, una opción sencilla es ir desde Maro a la antigua Torre Caleta, una de las muchas torres de vigilancia que puedes encontrar repartidas por la costa. El paseo es sencillo, pero no apto para los que puedan tener vértigo.

Otra buena idea es seguir la ruta circular que parte de la playa del Cañuelo, lindando con la provincia de Granada, y que te dejará contemplar desde lo alto alguna de las calas y parajes rocosos más impresionantes que dan forma al abrupto litoral, incluyendo el espectacular Peñón del Fraile.

0

No hay comentarios ¿Te animas?