Al aire libre

El Camino Schmid, una ruta imprescindible para los amantes de la Sierra de Guadarrama

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Lunes 9 de diciembre de 2019

3 minutos

Con casi un siglo de historia, este fue uno de los primeros senderos señalizados en España

El Camino Schmid, una ruta imprescindible para los amantes de la Sierra de Guadarrama

Así lo confirman los datos de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara (R.S.E.A.Peñalara), fundada en Madrid en 1913 como Asociación “Los doce amigos”, señalando que fue uno de sus socios, Eduardo Schmid, quien se encargó, en 1926, de preparar y señalizar un sendero que iba a servir para unir el albergue de la Fuenfría con el Puerto de Navacerrada.

Hoy, el Camino Schmid es todo un clásico entre las rutas de senderismo, que sigue ofreciendo algunos de los parajes más bellos e interesantes en su particular recorrido por el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (@PN_Guadarrama).

Camino Schmid

Lo que debes saber para emprender el Camino Schmid

El sendero parte de la localidad de Cercedilla (@AytoCercedilla), a unos 50 kilómetros de Madrid capital, y recorre parte del Valle de la Fuenfría hasta llegar al Puerto de Navacerrada. No es una ruta circular y debes saber que son muchos los que la recorren en sentido inverso, es decir, partiendo del puerto, para que el desnivel se realice en descenso y resulte más sencilla. Puedes elegir distintos tramos, pero si quieres hacerla completa son casi 8 kilómetros con una dificultad baja, aunque con algún tramo algo más complicado (solo dificultad media).

También debes tener en cuenta que se trata de un sendero de montaña por lo que es importante, especialmente en invierno, llevar el equipamiento adecuado: ropa de abrigo, bastones de trekking y botas apropiadas. Además, antes de iniciarlo es fundamental consultar las condiciones meteorológicas previstas, tal como aconseja la Direccción General de Protección Civil y Emergencias (@proteccioncivil). En esta zona la presencia de nieve y hielo es frecuente en los meses más fríos del año.

Aunque la ruta se inicia y finaliza en Madrid, casi todo el recorrido se desarrolla en la provincia de Segovia, ofreciéndote magníficos paisajes de frondosos bosques de pinos silvestres, zonas de prado, arroyos y fuentes. El Camino te permitirá contemplar las cimas de los Siete Picos, las más altas de la sierra y también la meseta que se vislumbra sobre los pinares de Valsaín, para que tengas una visión completa de uno de los valles más hermosos de la Sierra.

Debes fijarte en la señalización, a base de círculos amarillos que indican perfectamente este camino que, en algunos puntos se cruza con otras vías históricas que recorren el valle. Puedes encontrarte desde con un tramo de la antigua calzada romana que unía Toledo con Segovia, hasta con el Camino Viejo de Segovia, de origen medieval, o con la calzada borbónica, que facilitaba el acceso desde Madrid al Palacio de la Granja de San Ildefonso.

Si quieres conocer en profundidad la historia de este sorprendente recorrido y todo lo que ofrece el Valle, una buena idea es acercarte, antes de ponerte en marcha, al Centro de Visitantes del Valle de la Fuenfría en Cercedilla (Carretera de las Dehesas, Km.2).

camino Schmid calzada borbónica

El Camino Schmid paso a paso

Si te apetece descubrir el sendero que marcó Schmid (que, por cierto, era un montañero de origen austriaco) de la manera más sencilla, tu punto de partida debe ser el Puerto de Navacerrada. En la pista de esquí llamada El escaparate, verás un cartel que indica el inicio de la ruta (cuidado con algún posible esquiador “despistado” fuera de pista).

Desde aquí, la ruta comienza con un suave descenso que pronto te sumergirá en la espesa masa boscosa de pinos, que llega hasta la zona conocida como Collado Ventoso. La única dificultad que puedes encontrar, en algún tramo, son las enormes raíces de algunos árboles centenarios que han levantado parte del terreno, haciendo que resulte irregular y que requiera prestar atención a cada paso.

Collado Ventoso es una extensa pradera, límite entre Madrid y Segovia, ideal para una pausa, donde no es extraño encontrar ganado bovino pastando tranquilamente. Tras un descanso, el Camino continúa hasta la Fuente Antón Ruiz de Velasco (puto en el que se cruza con una pista forestal y con la ruta GR 10).  No te despistes y sigue los círculos amarillos que marcan el sendero Schmid, que te llevará, junto a arroyos que discurren entre la frondosa vegetación, hasta la Pradera de los Corralillos, ya muy cerca de Cercedilla.

camino schmid cercedilla

Para finalizar el recorrido, desde la pradera tendrás que seguir una pequeña pista de tierra que lleva al Puente del Descalzo ya próximo a los aparcamientos de Majavilán, en las Dehesas de Cercedilla, un fantástico paraje natural para reponer fuerzas tras la ruta.

Si te fijas, en el Puente verás un tramo del camino restaurado, en el que pueden apreciarse, claramente, los tramos de dos de las antiguas calzadas: la romana y la borbónica.

Si te apetece combinar en un paseo por la montaña, espléndidos pinares, escarpados picos que crean la silueta de la Sierra de Guadarrama, especies de aves y mamíferos que, con un poco de suerte, podrás ver, y además, quieres asomarte a antiguos senderos cargados de historia, sin duda, el Camino Schmid es una opción que debes apuntar.

0

No hay comentarios ¿Te animas?