Al aire libre

Conociendo el Parque Natural Sierra de Andújar, hábitat del lince ibérico

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Jueves 30 de enero de 2020

3 minutos

En este espacio protegido se encuentra el famoso Santuario de la Virgen de la Cabeza

Conoce el Parque Natural Sierra de Andújar: hábitat del lince ibérico

Hoy nuestros pasos nos llevan a conocer un paisaje singular de Andalucía, concretamente en la provincia de Jaén. El Parque Natural Sierra de Andújar, donde viven tranquilamente algunas de las especies que se encuentran en peligro de extinción en nuestro país, como es el caso del lince ibérico. Una tierra donde se refugian estos animales en un vergel a medio camino entre el monte mediterráneo, las dehesas, los pinares y las escarpadas montañas.

Un espacio de gran diversidad natural

Este espectáculo natural no solo se refleja en sus variedades vegetales, que sobre todo podemos contemplar siguiendo el sendero Junquillo, sino que este rincón jienense también da cobijo al jabalí, el ciervo, el lobo, el águila real, el buitre negro o el gamo, entre otros animales. Pero el verdadero protagonista es este felino, que se encuentra seriamente amenazado pese a estar protegido desde la década de los 60. A día de hoy, los pocos que resisten (hay unos 300 en todo el mundo) pueden contemplarse con dificultad en este paraje natural, así como en Doñana y en el Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro.

Por eso, para preservar su hábitat y evitar que la población del lince ibérico se vaya reduciendo drásticamente, en los recorridos y caminos que componen este parque natural hay indicativos que advierten de su presencia. En este caso, debemos mantener la calma y extremar las precauciones si vamos circulando en el coche

Así pues, para no molestarlos ni perturbar su tranquilidad, si queremos observarlos en su espacio natural podemos acercarnos al último tramo del camino de la Lancha, la zona recreativa del Encinarejo o los miradores de la zona sur del parque, algunos de los mejores rincones para hacerlo.

Conoce el Parque Natural Sierra de Andújar: hábitat del lince ibérico

Otros atractivos de este parque

Sin duda, poder ver a este animal es uno de los principales reclamos para pasar un día en familia en este espacio de singular belleza, pero hay muchos más motivos. En nuestra visita al Parque Natural Sierra de Andújar podemos recorrer el itinerario junto al embalse del Encinarejo, con zonas recreativas para descansar unos minutos y contemplar el paisaje. Este camino no nos llevará mucho tiempo, ya que se trata de una ruta sencilla de no más de 5 kilómetros por un agradable paseo que discurre junto a la orilla del río Jándula.

Al terminar, podemos seguir nuestro camino por el denominado sendero del Jabalí, pero en este caso tiene algo más de complicación en comparación con el primer tramo realizado. Son unos 20 kilómetros en total (diez de idea y diez de vuelta) hasta llegar al punto donde se celebra cada primavera la romería más antigua de España.

Y es que, ya que estamos en el pulmón natural jienense, no podemos perder la oportunidad de visitar el famoso Santuario de la Virgen de la Cabeza. Si tenemos suerte, podemos hacerlo en los días de mayor fervor religioso, cuando tiene lugar esa procesión en honor a la patrona de los monteros el último fin de semana del mes de abril. Ya de paso, otra buena idea es acercarnos hasta la localidad que da nombre a este espacio natural y cuyo centro histórico está declarado Bien de Interés Cultural. Una distinción que llegó gracias a la iglesia de San Bartolomé, su muralla, sus palacios o su puente romano.

Conociendo el Parque Natural Sierra de Andújar: hábitat del lince ibérico

Antes de marcharnos...

Si tenemos algo de tiempo, antes de regresar a nuestro lugar de origen, puede ser una buena idea dirigirnos a dos localidades muy próximas y que merece la pena visitar: Bailén y Linares.

Precisamente, la primera de ellas es muy conocida por ser el lugar donde se celebró la famosa batalla del mismo nombre el 18 de julio de 1808. Una contienda que se libró durante la Guerra de Independencia Española y que significó la primera derrota del ejército de Napoleón Bonaparte, que estaba al mando del general Dupont. Y ya que nos hemos acercado para conocer este fragmento de la historia, no podemos irnos sin llevarnos algunos de los recuerdos típicos de la zona, como una botella de su preciado aceite de oliva o algún objeto de su valiosa cerámica.

Ya en Linares, el punto final a nuestro viaje por el Parque Natural Sierra de Andújar, los mejores rincones para detenerse son el Hospital de los Marqueses, uno de los más bellos de España por su arquitectura; la plaza de toros donde murió el torero Manolete en el año 1947 o la Iglesia de Santa María, levantada en lo que antes era una mezquita.

Por último, la ciudad que vio nacer al cantante Raphael también cuenta entre sus atractivos turísticos con el Museo Arqueológico, donde se pueden contemplar restos antiguos que pertenecieron a la ciudad de Cástulo. Un yacimiento (@CastuloLinares) que podemos visitar y que actuará como guinda del pastel para este viaje en familia.

0

No hay comentarios ¿Te animas?