Viajes

Consejos para una ruta de invierno por la Sierra de Cazorla

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Martes 5 de noviembre de 2019

3 minutos

La Sierra de Cazorla es un espacio natural dotado de numerosos caminos para poder hacer senderismo

Paso a través de Cerrada en la Sierra de Cazorla

La Sierra de Cazorla es uno de los espacios naturales más apreciados de nuestro país, donde podemos encontrar desde una amplia vida animal como una abundante y rica flora. Además, el hecho de que cada vez sea un espacio más visitado, ha hecho que se dote de caminos y señalización que harán más cómoda tu visita, ya sea para hacer una ruta de senderismo o, incluso, si quieres hacerlo en bicicleta. Además, el aumento de los visitantes no ha repercutido en su conservación, que sigue siendo excelente.

Vista panorámica de Cazorla

Sendero del río Borosa

Hay muchos rutas destacables en la Sierra de Cazorla, y debes centrarte en algunas concretas porque no podemos abarcarlas todas. Una ruta de senderismo muy recomendable es la del río Borosa. Es la ruta de senderismo más popular en el Parque Nacional y, por lo tanto, puede ser fácilmente la más concurrida. Esta ruta senderista es uniforme y no de excesiva dificultad y sigue al río Guadalquivir a través de un desfiladero. Además, este sendero es bastante extenso y está bien preparado, tanto que también tienes la opción de recorrerlo en bicicleta. Desde él podrás ver el color del agua limpio como el cristal: proviene directamente de la fuente del río a solo unos kilómetros de distancia.

Reserva en la Sierra de Cazorla

Debido a que el sendero para caminar del río Borosa está un poco alejado de la ruta principal, deberás regresar a esta si quieres buscar un lugar para pernoctar. Hay varios campamentos en la Sierra Cazorla para quienes busquen opciones más económicas o simplemente tener la sensación de acampada, aunque esto en invierno no es lo más aconsejable porque de noche las temperaturas son bastante frías. 

Reserva del Tranco en Cazorla

Ruta de La Presilla

Los olivares predominan en el paisaje en esta zona; aunque hoy en día, estos olivares no son muy productivos debido a la altitud. A 900 metros desde el comienzo, llegarás a una encrucijada: toma el camino de la derecha y abandónalo en la conocida como Vereda del Vadillo, que continúa ascendiendo en línea recta a la izquierda.

El sendero, de dificultad media, continúa entre dos macizos rocosos: a la derecha se encuentra un desfiladero, salpicado de rocas, y a la izquierda el pico de La Pedriza, que sube a una altura de 1.179 metros. Hay varios caminos diferentes a través de esta parte de la ruta, aunque si te quedas en el principal llegarás a un llano con huertos. Dos kilómetros y medio más adelante puedes coger el camino de la izquierda para continuar en la ruta de La Pedriza.

Montañas y bosque en Cazorla

En este punto de la ruta, llegarás al barranco conocido como Barranco de la Presilla y comenzarás a descender. Siguiendo el curso de la corriente se encuentra la ruta de Los Maquis, que conmemora los viajes realizados por los hombres que lucharon contra la dictadura de Franco a lo largo de la década de 1940. El fondo del barranco está cubierto de bosques de pinos y robles y el camino se hace algo más complicado, ya que puede ser resbaladizo cuando está mojado, por lo que no se recomienda no ir a pie ni en bicicleta hasta este punto si está lloviendo o lo ha hecho recientemente. El mejor momento para explorar esta ruta es otoño e invierno, ya que es cuando hay un mayor número de aves presente. A los 4 kilómetros te encuentras con una carretera asfaltada que conduce al paso de Tíscar; si giras en ese punto a la izquierda y continúa un poco más de un kilómetro, regresarás al punto de partida.

Montañas en la Sierra de Cazorla

Ruta por Guazalamanco

Situado en la Sierra de Pozo, dentro del Parque Nacional de Cazorla, Guazalamanco es el nombre de un arroyo a cuyo nacimiento llegarás tras recorrer un sendero que se inicia en el aula de la naturaleza el Hornico. Este recorrido discurre íntegramente por terrenos con un alto grado de protección ambiental, debido a la singularidad de los ecosistemas y su fragilidad. Recorriéndolo se pueden disfrutar de vistas panorámicas y caminar junto al arroyo de Guazalamanco, en el cual se puede disfrutar del ligero sonido de las aguas y del frescor que ofrece su vegetación. Existe una gran diversidad de aves que habitan en la ribera de este cauce de aguas cristalinas en el que abundan las pozas.

Es una ruta en la que abundan las sombras debido a los frondosos pinares. Un camino, de apenas un kilómetro, te lleva a cascadas y remansos por la garganta erosionada del río Guazalamanco. También podrás disfrutar de unas bonitas vistas del pantano de La Bolera y de la Cascada del Dique.

0

No hay comentarios ¿Te animas?