Al aire libre

Descubre la selva navarra de Irati, un paseo que jamás olvidarás

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Martes 1 de octubre de 2019

2 minutos

Naturaleza en estado puro es lo que te espera en el segundo hayedo-abetal más grande de Europa

Selva de Irati

Solo le supera en extensión la alemana Selva Negra, a la que poco o nada tiene que envidiar. La vegetación exuberante de este espacio natural de más 17.000 hectáreas le ha valido el nombre de selva y, realmente, sumergirte en sus paisajes es una experiencia que te hará recordar que en el planeta sigue habiendo lugares extraordinarios.

La selva de Irati se encuentra en el Pirineo oriental y, en zona española, abarca los valles navarros de Aezkoa y Salazar (@TurismoNavarra). Se trata de una gran cuenca rodeada de montañas, donde los bosques de hayas y abetos, en estado prácticamente virgen, junto a los patizales, roquedos y ríos que los recorren, han creado no solo un paraje de gran belleza, sino el hábitat perfecto para distintas especies de aves y mamíferos. Además, una gestión respetuosa con el medio ambiente ha conseguido que disfrutar del entorno, con multitud de actividades posibles al aire libre, sea compatible con el mantenimiento del equilibrio en la selva.

Selva de Irati

Información práctica sobre las opciones a tu alcance

Cualquier época del año es buena para descubrir los senderos de Irati y los incontables lugares que guarda y sorprenden. Los puntos principales de acceso, donde además tienes centros de información para visitantes, se encuentran en los municipios de Ochagavía, en el Valle de Salazar, y Orbaizeta, en el de Aezkoa, este último perfecto si te apetece conocer el bonito entorno del embalse de Irabia, en pleno corazón de la selva. Las dos localidades se encuentran, aproximadamente, a una hora en coche desde Pamplona.

Irati

En cuanto a las posibilidades para disfrutar de este entorno, las hay para todos los gustos y aficiones. Si lo tuyo es el senderismo, tienes multitud de caminos que transitan los bosques de hayas y abetos y que te sumergen en su magia, recorriendo distancias que van desde unos pocos kilómetros hasta más de veinte, ideal para los que se encuentren en excelente forma física. Muchos de ellos (más de una decena) son también perfectos para hacerlos pedaleando en una bici de montaña.

Irati

Entre las rutas más bonitas e interesantes destaca la que lleva a la ermita de la Virgen de la Nieves, siguiendo el sendero que recorre el cauce del río Irati y atravesando el tupido bosque de Zabaleta. Si es tu primera visita o quieres enseñar a tus nietos la magia del bosque, el sendero interpretativo Erreka-Idorra, que llega hasta Francia (10 kilómetros) partiendo de Ochagavía (centro de información Casas de Irati), es perfecto para un primer descubrimiento.

De cara al invierno, si te apetece hacer esquí de fondo o dar un paseo con raquetas de nieve en un paisaje difícil de encontrar en otro rincón de España, en el centro de esquí nórdico de Abodi-Irati puedes hacer realidad esta genial idea.

0

No hay comentarios ¿Te animas?