Ocio

Asturias y Huelva, zonas de arándanos

Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 14 de marzo de 2021

3 minutos

La gran oferta varietal permite el cultivo de este fruto rojo en zonas con climas diferentes

Asturias y Huelva, zonas de arándanos Foto: bigstock
Manuela Martín

Foto: Bigstock

Domingo 14 de marzo de 2021

3 minutos

La gran cantidad de beneficios y propiedades que tienen los frutos rojos hace que en los últimos años haya crecido su producción y consumo, destacando principalmente el arándano. Este fruto se ha convertido en uno de los productos estrella de los considerados como alimentos saludables que están tan de moda en los últimos años y, en nuestro país, son las zonas de Huelva y la cornisa cantábrica donde más podemos encontrarlos.

La climatología de nuestro país lo hace perfecto para el cultivo del arándano, una excelente fuente de antioxidantes y un potente aliado contra las infecciones urinarias, además de ayudarnos a aumentar el colesterol bueno y combatir la pérdida de memoria.

Aunque Huelva es la provincia con mayor producción de arándanos en España y la mayor zona productora de Europa para cosecha temprana de primavera, la zona norte de nuestro país también se sumó hace unos años al cultivo de este fruto consiguiendo hacerse un hueco en nuestras mesas.

El clima del norte de España, donde las temperaturas son inferiores a los 25-30 grados, lo hace perfecto para el cultivo de este fruto rojo. Concretamente las principales zonas son las regiones de Asturias, Galicia y País Vasco.

A esta producción del norte debemos sumar la del sur, concretamente la provincia de Huelva, donde se reúnen las mejores características en Europa para la producción de deliciosas frutas del bosque. La tradición y experiencia en el cultivo de las fresas en Andalucía es una buena base sobre la que se ha asentado el cultivo de otros frutos de este tipo como son los arándanos.

Concretamente en la provincia de Huelva, donde la superficie plantada supera las 3000 hectáreas, se da un clima suave y de lluvias escasas y estacionales, haciendo una combinación perfecta para el cultivo de estos frutos rojos.

El que dos climas tan diferentes, como son el norte y el sur de nuestro país, hayan podido centrarse en el desarrollo del cultivo de un mismo fruto, como son los arándanos, se debe a la gran oferta varietal que existe en la actualidad: unas que soportan las bajas temperaturas y otras que toleran las altas. Ello se debe a que para el cultivo del arándano la cantidad de horas-frío a las que se expone el fruto es un factor determinante para decidir qué tipo de variedades se pueden producir comercialmente en una zona determinada.

La producción de arándanos obtenida en España, fundamentalmente en Asturias y Huelva como las principales zonas productoras de este fruto, cubren en la actualidad un calendario de producción que abarca desde marzo hasta finales de septiembre. 

Asturias y Huelva, zonas de arándanos Foto: bigstock

¿Cómo es el cultivo del arándano?

La planta que produce arándanos es un arbusto cuyas ramas producen a los dos años de su plantación la primera cosecha de este fruto. El arándano debe cosecharse a mano, seleccionando el grado de madurez óptimo para ello. En una temporada productiva, cada planta puede producir hasta 8 cosechas.

La recogida puede iniciarse cuando la planta tiene aproximadamente un 10%-15% de frutos maduros, es decir, totalmente azules.

Cultivo de arándanos en España

El arándano es uno de los frutos rojos cuyas cifras más están aumentando en nuestro país. Según datos de Fepex (Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas), la exportación del arándano ronda las 53.000 toneladas cuya facturación supera los 250 millones. Se trata de una fruta con un gran potencial en el mercado cuyo crecimiento no parece tener fin por el momento.