Cine

El cine nació como un "invento sin futuro" de los hermanos Lumière

Marco Herrera

Viernes 22 de marzo de 2019

2 minutos

Un 22 de marzo de 1895 presentaban el cinematógrafo en París dando vida al cine

Nacimiento del cine: Hermanos Lumière

Aunque La Escena del Jardín de Roundhay (1888) de Louis de Prince está considerada la primera película filmada de la historia del cine, se considera a La salida de la fábrica Lumière en Lyon de 1895 como la primera producción, en forma de documental, que se ha rodado. Tras varias pruebas, los hermanos Lumière la presentaron en la Société d'Encouragement à l'Industrie Nacional de París el 22 de marzo de ese mismo año.

Educados en La Martiniere, la escuela secundaria técnica más grande de Lyon, los dos trabajaron para su padre, Antoine Lumière, un artista convertido en empresario que se especializó en la fabricación y venta de equipos fotográficos.

Cinetoscopio

La invención del cinetoscopio de Thomas Edison en 1891 llevó a nuevas posibilidades en la industria fotográfica. Lo que vendría a ser algo similar a la escena que creamos al hojear las páginas de un cuaderno de notas post-it rápidamente. El cinetoscopio creó el efecto de una imagen en movimiento, ya que las imágenes secuenciales en la película se reproducían en una fuente de luz con un obturador de alta velocidad. Su inconveniente, sin embargo, fue que no era nada práctico, debido a que se trataba de una inmensa pieza de maquinaria a través de la cual solo un individuo podía ver la película.

Aun así, y alentados por sus propias innovaciones, los hermanos Lumière buscaron superar las restricciones del cinetoscopio. Para 1895, habían innovado un cinematógrafo portátil y mucho más ligero: una trinidad de cámara, impresora y proyector.

Escena de 'La salida de la fábrica Lumière en Lyon' (1895) (Rue des archives)

Cinematógrafo

Más tarde, y comparado con una máquina de coser en su funcionamiento, el cinematógrafo reproducía de forma intermitente y a una velocidad más lenta que el cinetoscopio. Esto tuvo dos efectos, reducir el ruido causado por la rotación de la película y mejorar la apariencia del movimiento. Sin embargo, tal vez lo más importante es que significaba que audiencias completas podían ver las imágenes proyectadas. El cinematógrafo de los Lumière no solo creó al cineasta, sino que creó al espectador.

Louis se apoderó del mundo que lo rodeaba a través de su cámara y la primera proyección privada de sus películas se llevó a cabo el 28 de diciembre de 1895 en el Salón Indien du Grand Café en París. Este evento emblemático fue una presentación de 10 cortometrajes de aproximadamente 50 segundos cada uno. Su debut como director fue la mencionada La sortie des usines Lumière (1895). Si bien el título no dejó mucho a la imaginación (la trama era solo eso), su invento sí, cambiando para siempre la forma en que podemos concebir el mundo. Estas breves películas fueron la llegada de un nuevo resurgir en las artes: el cine.

Los hermanos abrieron teatros para proyectar sus películas y finalmente compilaron un catálogo de miles de títulos. A pesar de su éxito y de su visión tecnológica, los hermanos Lumière hicieron un pronóstico mal calculado, ya que paradójicamente decían que "el cine es un invento sin futuro".

0

No hay comentarios ¿Te animas?