Cine

El actor James Dean "resucitará" para protagonizar una nueva película

Verónica Mollejo

Foto: Warner Bros.

Domingo 24 de noviembre de 2019

3 minutos

Gracias a las últimas tecnologías, el actor ya fallecido volverá a triunfar en la gran pantalla

James Dean
Verónica Mollejo

Foto: Warner Bros.

Domingo 24 de noviembre de 2019

3 minutos

Paul Walker, Oliver Reed, Brandon Lee, Moff Tarkin o Carrie Fisher son solo algunos de los intérpretes que han vuelto a la vida en la gran pantalla gracias a la tecnología CGI o, lo que es lo mismo, Imágenes Generadas por Ordenador (Computer Generated Imagery en inglés). Este truco informático se basa en el registro de los movimientos de actores reales que después son transferidos a un modelo generado por ordenador. Se trata del mismo método con el que James Cameron creó las criaturas de Avatar, Robert De Niro rejuveneció para su nueva película y los superhéroes pueden ejecutar todas sus habilidades.

Sin embargo, resucitar a una persona es quizás uno de sus mayores logros y que nos devolverá durante unos minutos a uno de los rostros más inolvidables del séptimo arte. La industria cinematográfica causó un gran revuelo hace unas semanas tras revelar que el actor James Dean protagonizará una nueva película más de seis décadas después del accidente de tráfico que le arrebató la vida.

El proyecto lleva por título Finding Jack y se trata de la adaptación de la obra homónima de Gareth Crocker, que narra el abandono de más de 10.000 unidades caninas al final de la Guerra de Vietnam. El objetivo es que la película vea la luz el próximo 11 de noviembre de 2020, con motivo del Día de los Veteranos. 

Aunque, tecnológicamente, este logro supone un paso de gigante dentro de la industria, muchas personas han protestado asegurando que se trata de una estrategia de publicidad que recurre al morbo para ganar más espectadores. Sin olvidar la falta de originalidad o el terrible futuro al que se enfrenta el mundo de la interpretación si este tipo de métodos afloran con éxito, alertan también los usuarios a través de las redes sociales.

James Dean en el cine

La carrera de James Dean en la gran pantalla fue, cuanto menos, intensa pues solo pudo liderar tres grandes proyectos antes de su muerte. Sin embargo, la leyenda que se forjó en torno a su persona, motivada en parte por el increíble talento que siempre demostró para la actuación, ha provocado que sigamos conociendo más sobre él a través de otros títulos. Bajo esta premisa, ¿qué películas vinculadas al actor merecen un visionado?

Al este del Edén

Su primer papel protagonista y el que le abrió las puertas del séptimo arte. En Al este del Edén, Dean se mete en la piel de Cal, un joven californiano que compite desesperadamente contra su hermano por conseguir el cariño de su padre. Sin embargo, su vida da un vuelco de 180 grados tras descubrir que su madre, a la que creía muerta, regenta un popular local de alterne.

Rebelde sin causa

Tras conquistar al público y a la crítica y convertirse en toda una estrella de Hollywood, James Dean volvió a alcanzar el éxito con Rebelde sin causa, película con la que además fue considerado un icono cultural de la desilusión adolescente de la época. En ella comparte protagonismo con Natalie Wood, que también perdió la vida prematuramente en 1981. Su personaje es Jim Stark, un estudiante inadaptado que se muda a Los Ángeles y busca encajar entre sus compañeros, quedando prendado por el camino de Judy, la novia del antagonista.

Gigante

La última película del actor antes de su muerte y fiel reflejo del caché que llegó a disfrutar con tan solo dos películas en su currículum. Rock Hudson y Elizabeth Taylor le acompañan en este melodrama que nos traslada a un rancho de Texas, donde vive un terrateniente con su flamante esposa. La pareja pronto descubre que sus mundos son totalmente opuestos y que les separa un abismo. Es aquí cuando entra en acción el personaje de Dean, un empleado joven y arrogante que, a pesar de amasar una gran fortuna tras encontrar petróleo, solo busca el amor de la señora de la casa.

Life

Como hemos visto, James Dean solo pudo demostrar su talento ante las cámaras en tres grandes superproducciones. Sin embargo, su leyenda ha motivado otros proyectos que buscan ampliar la imagen que todo el mundo tiene del artista. Uno de ellos es Life, película protagonizada por Dane DeHaan y Robert Pattinson que muestra la amistad entre el fotógrafo Dennis Stock y la joven estrella. Esta se inició cuando el primero fotografió al segundo para el número de la revista Life de 1955, una de las portadas más icónicas de la publicación.

James Dean: una vida inventada

En este caso fue la pequeña pantalla la que quiso narrar la verdadera historia del mítico actor, desde su ascenso en la industria hasta su trágica muerte el 30 de septiembre de 1955, cuando solo tenía 24 años. James Franco es el encargado de darle vida y de mostrarnos algunos de los momentos que marcaron su existencia como, por ejemplo, la pérdida de su madre cuando era todavía un niño o la difícil relación con su padre. Una infancia que le colmó de inseguridades.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?