Cine

La mortal risa del 'Joker' inunda la gran pantalla

Carlos Losada

Foto: Warner Bros.

Viernes 4 de octubre de 2019

1 minuto

Tras ganar el León de Oro a la mejor película, se estrena el film protagonizado por Joaquin Phoenix

La mortal risa del 'Joker' inunda la gran pantalla

Este viernes 4 de octubre se estrena Joker, una de las películas más esperadas del otoño por la expectación que suele crear este personaje de cómic, por el punto de vista diferente desde el que se ha concebido la historia y porque ha ganado el León de Oro del Festival de Cine de Venecia.

Los artífices de todo ello son dos personas. Por un lado, Todd Phillips es el responsable de una película que pone los focos en el presunto villano. Y por otro, Joaquin Phoenix le otorga su rostro, su capacidad interpretativa y un carisma que se adivinaba desde el primer tráiler.

¿Un Joker sin Batman?

Bien podría decirse que así es. Al contrario que había ocurrido hasta el momento, Joker no aparece en escena para enfrentarse al hombre murciélago, sino que se convierte en el centro de la función. La cámara le sigue a él, mostrando su descenso a los infiernos hasta convertirse en un malvado sociópata y criminal.

Por lo tanto, si bien Jack Nicholson le daba carisma al personaje en el primer Batman de Tim Burton y Heath Ledger llevaba su interpretación a un nivel superior en El Caballero Oscuro de Christopher Nolan (ganando incluso el Oscar a actor de reparto), ninguno de ellos era el centro de la película. Para eso estaba el héroe de Gotham, el multimillonario que sale por las noches para impartir justicia en la ciudad que tanto ama.

En cambio, el Joker (@jokermovie) de Phillips no se presenta como la némesis de un enmascarado Bruce Wayne, sino que se detiene en la historia de Arthur Fleck, un hombre que trata de ganarse la vida como payaso (por el día) y como monologuista (por la noche) con más pena que gloria. De hecho, en su día a día no solo se enfrenta al fracaso, sino a la crueldad y el desprecio de una sociedad que lo ignora.

Además, debe cuidar a su madre enferma y no encuentra ayuda en las figuras masculinas a quienes se la solicita. Todo ello le conduce a un estado mental en constante desequilibrio que será la fuente de su camino a la inmoralidad y el caos. La dura sociedad de Gotham irá perfilando y creando a un monstruo que se sumergirá en la violencia ante la inquietud de la ciudad que le dio la espalda.

0

No hay comentarios ¿Te animas?