Gastronomía

El motivo por el que no debes tirar el agua donde cueces la pasta

65ymás

Foto: PEXELS

Lunes 10 de febrero de 2020

2 minutos

El agua resultante de hervir la pasta se puede reutilizar

El motivo por el que no debes tirar el agua donde cueces la pasta

Trucos para calcular cuánta pasta seca hay que cocer por persona

Cómo hacer pasta 100% casera, paso a paso

Esta es la única pasta de colores realmente saludable

 

En la cocina no está todo inventado, ni mucho menos, y no solo en lo que se refiere a innovar con las recetas, sino a los trucos para aprovechar mejor las propiedades de todos los ingredientes. ¿A que no sabías que, por ejemplo, el agua en la que se hierven los espaguetis o los macarrones puede ser muy útil?

La pasta, además de ser una de las comidas más habituales, es fácil y rápida de preparar. Normalmente, se cocina cociéndola en agua, y lo más frecuente es que despreciemos esa agua tirándola por el fregadero. Pues bien, la presidenta de la organización sin fines de lucro  Food Tank (@foodtank), Danielle Nierenberg, recomienda que "la próxima vez que hagas pasta, no tires el agua por el desagüe. En su lugar, deja que se enfríe, y úsala para regar tus plantas", según publica en una información el periódico británico Daily Mail.

 

Regar plantas

 

Este truco es ecológico, porque conserva agua, y también proporciona nutrientes a las plantas y actúa como fertilizante. Otro de los usos prácticos de esta agua es reutilizarla para hervir patatas, huevos y verduras. 

 

 

La clave es el almidón

Cuando se cocina la pasta, los almidones que contiene se quedan en el agua y el almidón es muy bueno para las plantas ya que contiene excelentes nutrientes para fomentar el crecimiento de raíces, tallos y hojas.

 

nidos de pasta

 

Los expertos de Food Tank recuerdan asimismo que usar este agua para regar es económico, porque "nos permitirá tener que regar menos veces, ya que los almidones sirven para retener la humedad".

La única excepción es si el agua con la que se ha cocido la pasta ha contenido sal.

Dos grandes variedades de pasta

La pasta se presenta en diferentes variedades: seca, fresca, simple, rellena, corta, larga, integral, verde, negra, etc. Existen dos tipos principales: pastas secas (pastas alimenticias, de calidad superior, compuestas o especiales, rellenas...) y pastas frescas, que son las que no han experimentado proceso de secado alguno y cuyo consumo es inmediato.

 

Pasta cocinada

 

La pasta se elabora a partir de harinas o sémolas que provienen del trigo duro mezclándolas con agua y algo de sal. Estos ingredientes, tan básicos como sencillos, dan como resultado un alimento energético y saludable. De manera opcional, se le pueden añadir otros ingredientes, entre ellos, huevo, que le otorga consistencia y hace de la pasta un alimento más nutritivo. También es frecuente cocinarla con verduras y con hortalizas, que le añaden vitaminas y minerales. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?