Cómo

Cómo hacer pasta 100% casera, paso a paso

Verónica Mollejo

Foto: Bigstockphoto

Jueves 12 de septiembre de 2019

2 minutos

Aunque es un proceso más complejo de lo habitual, el resultado final será muy superior

bigstock Raw Pasta On A Dark Background 320163556

Lo normal es comprar el clásico paquete de pasta para disfrutar de esta receta tan representativa de la gastronomía italiana. Sin embargo, algunos valientes se atreven a elaborar su propia remesa de pasta fresca para comprobar de primera mano la textura y el sabor inconfundibles de dicho ingrediente. Es cierto que el proceso puede resultar demasiado largo y complejo, pero si ya tienes práctica en la cocina o, al menos, dominas parte de sus técnicas, la experiencia te resultará de lo más interesante.

Además, son muchos los beneficios que acompañan al consumo de pasta fresca como, por ejemplo, la participación de ingredientes 100% naturales, su capacidad para absorber mejor el sabor del resto de alimentos que forman parte del plato, su ligereza e incluso su coste de producción, mucho más reducido. Bajo esta premisa, ¿qué pasos debes seguir para hacer pasta fresca en tu casa?

Cómo hacer pasta 100% casera

Aprende a hacer pasta fresca

Ingredientes:

  • 300 gr de harina de trigo
  • 3 huevos medianos
  • Aceite de oliva
  • Sal

En primer lugar, deberás levantar una montaña con la harina y abrir en el centro de la misma un hueco donde después echarás los huevos. A continuación, añade una pizca de sal y comienza a batir los ingredientes con tus manos. Poco a poco, incluye la harina, mientras amasas enérgicamente, hasta conseguir una masa de consistencia cremosa.

No pares de amasar aunque toda la harina esté incorporada en la mezcla, de hecho, debes seguir haciéndolo durante otros 10 o 15 minutos. Ten mucha paciencia, pues es un paso que puede resultar agotador, pero los tiempos en esta receta son fundamentales. Si los sigues al pie de la letra, obtendrás una masa lisa y elástica, ideal para elaborar tu pasta fresca.

Por otro lado, cabe la posibilidad de que la masa quede algo pegajosa, un contratiempo que puedes solucionar añadiendo más harina. Por el contrario, si la notas demasiado seca, con incluir un poco de agua o un huevo batido bastará.

Siguiendo con la receta, ahora es el momento de envolver el conjunto en film transparente y dejarlo que repose en el frigorífico durante un mínimo de 30 minutos. Pasado este tiempo, puedes empezar a darle forma. ¿Cómo? Cubriendo la encimera de tu cocina con harina y estirando la masa encima con ayuda de un rodillo. Calcula el grosor adecuado de la pasta y, acto seguido, córtala con un cuchillo haciendo la forma que desees. Lo normal es que de ahí nazcan unos espaguetis o unos tallarines. Cuando cojas experiencia, podrás probar suerte con otras variedades más complicadas.

0

No hay comentarios ¿Te animas?