Ocio

Títulos nobiliarios en España: ¿tienen paga del Estado?

Agus Calvet

Domingo 8 de noviembre de 2020

1 minuto

Se heredan entre familia y para transmitirse deben pagar un impuesto

Títulos nobiliarios en España: ¿tienen paga del Estado?
Agus Calvet

Domingo 8 de noviembre de 2020

1 minuto

En España, duque arriba, duquesa abajo, se calcula que hay en torno a 2.880 títulos nobiliarios. Todos ellos en este país, aparte de poder poner en su tarjeta de visita un par de líneas más de texto, no tienen ningún privilegio ya que es una distinción honorífica. De hecho, el único que tenían lo perdieron en 1984 cuando se suprimió el privilegio legal de tener un pasaporte diplomático los títulos ‘pata negra’, es decir, los Grandes de España, que son unos 400 de esos casi 3.000 totales.

Entonces, ¿no tienen una paga o ventaja fiscal? En absoluto, los duques, marqueses, condes, vizcondes, barones y ‘señores’, y sus correspondencias femeninas, no reciben dinero alguno de las arcas públicas. Es más, incluso deben pagar si se quiere transmitir ese título de padres a hijos. Actualmente, el impuesto por las transmisiones y rehabilitación varía entre los 2.726 euros si es un Grande o los 777 euros si es un título sin grandeza. Si la cesión de título nobiliario no es directa sino a sobrinos o tíos, toca aflojarse más el bolsillo, ya que deberán pagar al erario 6.834 o 1.949 euros, respectivamente.

Títulos nobiliarios

 

Si no es por herencia de sangre, también se puede llegar a aspirar a este tipo de títulos. En ese caso tendría que ser otorgados por el Rey, ya que es una de sus funciones “conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes”. Se haría por un Real Decreto, firmado por el ministro de Justicia, y se publicaría en el BOE. Por hacernos una idea, el anterior monarca, Juan Carlos I, otorgó durante su reinado un total de 55 títulos nobiliarios.

Durante la dictadura, Franco también aprovechó para conceder 36 títulos nobiliarios, al que habría que sumar el Ducado de Franco, concedido en 1975 por Juan Carlos I a la viuda del dictador.

Los patrimonios siempre relacionados con los títulos nobiliarios son los que, tras centurias, se han ido heredando de padres a hijos, puesto que prácticamente todos se remontan a la Edad Media, en donde los reinos tenían divisiones cuasi administrativas entre este tipo de señoríos.  Así, los marqueses eran los señores de las fronteras de los reinos, los condes regían un condado, el vizconde era el sustituto del conde, el barón gozaba de todos los derechos feudales y, en algunas ocasiones, tenía una baronía y, por último, los señores regentaban una señoría, territorios nacidos de los reinos cristianos del norte de la Península.

Los títulos nobiliarios son, pues, un recuerdo de épocas pasadas que, en la actualidad, no tienen mayor reconocimiento que presidir portadas de revistas y programas del corazón o facilitar la entrada en fiestas de alto postín.

Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?