Viajes

Ruta por los monumentos de Salamanca para mayores

Carlos Losada

Foto: Bigstock

Viernes 1 de noviembre de 2019

4 minutos

Hacemos un recorrido apto para cualquiera que quiera recorrer la célebre ciudad universitaria

Ruta por los monumentos de Salamanca para mayores

Asegurar que Salamanca es una de las ciudades más bellas de España es tan sencillo de defender como afirmar que estamos ante una de las cunas de nuestra cultura. Un simple paseo por sus calles enamora a cualquier viajero que se acerca a la ciudad bañada por el Tormes. Y precisamente eso es lo que proponemos en las siguientes líneas, un recorrido por sus lugares más emblemáticos especialmente preparado para personas mayores, con una distancia llevadera para cualquiera que no tenga problemas de movilidad.

Algo más de 3 kilómetros

El recorrido a los monumentos más importantes de esta ciudad milenaria -sus orígenes se remontan unos 2.700 años y ha estado poblada por vacceos, vetones, romanos, visigodos, musulmanes y cristianos- lleva poco más de 3 kilómetros y es circular, tomando como punto de partida y llegada la monumental Plaza Mayor.

Parada 1: Plaza Mayor

Probablemente es el lugar más conocido de Salamanca y no es de extrañar, pues estamos ante una de las plazas más bonitas de España y, por qué no decirlo, del mundo. Su estilo barroco le otorga una armonía difícilmente igualable.

Salamanca
Plaza Mayor

Se construyó entre 1729 y 1756 y el diseño correspondió al arquitecto Alberto Churriguera, a quien le encomendaron la tarea de dibujar los planos de un emplazamiento que rivalizara con la Plaza Mayor de Madrid. Y vaya si lo consiguió. En la actualidad es el auténtico centro neurálgico de Salamanca y en sus soportales encontramos numerosos sitios para comer y beber, uno de ellos el Café literario Novelty, el más antiguo de la ciudad.

Parada 2: Casa de las Conchas

Saliendo por la Plaza del Corrillo, tomamos la Rúa Mayor hasta desviarnos por la Rúa Antigua, donde nos topamos con la popular Casa de las Conchas. De estilo gótico con elementos platerescos, este edificio es un antiguo palacio urbano construido a finales del siglo XV y principios del XVI.

Destacan las 300 conchas que pueblan su fachada y sobre las que hay algunas leyendas, siendo la más popular aquella que cuenta que los propietarios escondieron sus joyas bajo una de ellas. No dijeron en cual pero sí lo que había, de modo que quien quisiera buscarla, habría de dejar esa cantidad como fianza que solo recuperaría si daba con la concha en cuestión.

Casa de las Conchas y la Clerecía
Casa de las Conchas y la Clerecía

Parada 3: Torres de la Clerecía

Unos metros más allá de la Casa de las Conchas encontramos la Clerecía, de estilo barroco y con un bonito claustro en su interior. Eso sí, lo más destacado de esta parada es subir a sus torres y contemplar la ciudad desde lo alto. La vista merece la pena.

Parada 4: Universidad de Salamanca

Lo que la naturaleza no da, Salamanca no presta”. El famoso dicho deja clara la relevancia de la universidad más antigua de España en lo que al saber se refiere y eso lo podemos comprobar visitando tanto su bella biblioteca como el resto de dependencias, donde se respira aprendizaje. Para llegar desde la Clerecía solo hay que seguir la Rúa Antigua y tomar a la izquierda la Calle Libreros, donde encontrarás estupendos lugares para hacer un alto en el camino para tomar un refrigerio.

Fachada principal de la Universidad de Salamanca
Universidad de Salamanca

Siguiendo esta estrecha calle te toparás con la famosa fachada de las Escuelas Mayores en el Patio de Escuelas. Y ya que estás allí, tendrás la oportunidad de seguir con la tradición y buscar la rana.

Aunque una visita a la Universidad puede llevar toda una mañana, seguiremos con nuestro recorrido por el casco histórico de la ciudad hacia una nueva parada.

Parada 5: Catedral de Salamanca

Siguiendo por la calle de Libreros, gira a la izquierda por la calle de Calderón de la Barca, la cual te llevará hasta la Catedral de la Asunción de la Virgen, conocida popularmente como Catedral Nueva. Es una de las dos catedrales que tiene Salamanca y es la sede de su diócesis.

Fácilmente reconocible en cualquier postal que muestre el perfil de la ciudad helmántica, estamos ante la segunda catedral más grande de España -después de la de Sevilla-, en la que destacan sus elementos góticos, renacentistas y barrocos, así como un campanario que alcanza 110 metros de altura.

Vista de la ciudad de Salamanca (bigstock)
Puente Romano y la Catedral Nueva al fondo

Parada 6: Puente Romano

Tomando la calle Gibraltar primero y la calle Tentenecio después, encaminarás tus pasos hacia el Tormes, donde podrás contemplar el famoso Puente Romano. Sus casi 359 metros de longitud han visto pasar a millones de transeúntes que iban y venían a la ciudad a lo largo de la historia, pues durante muchos siglos supuso el único paso del río. Merece la pena pasearlo y contemplar el perfil de la urbe.

Parada 7: Museo de Art Nouveau y Art Déco

Después de haberte tomado el tiempo necesario para hacer las típicas fotos, vuelve sobre tus pasos hasta la Casa Lis situada en la calle Gibraltar, pues allí podrás visitar en la actualidad el Museo de Art Nouveau y Art Déco de Salamanca. Este edificio de corte modernista cuenta con una importante colección de muebles y objetos que representan a la perfección ambas corrientes artísticas.

Museo de Art Nouveau y Art Déco
Museo de Art Nouveau y Art Déco

Parada 8: La Cueva de Salamanca

La siguiente parada llega después de recorrer la calle Gibraltar, tomar la calle Doyagüe y girar a la derecha por la Cuesta de Carvajal. Allí hallarás un lugar que tiene una curiosa leyenda. Se cuenta que en La Cueva de Salamanca daba clases el mismísimo Diablo y tal fue la repercusión de la historia, que no solo Cervantes se refirió a ella, sino que en algunos paises hispanoamericanos llaman salamancas a los tugurios donde se llevan a cabo aquelarres.

Parada 9: Convento de San Esteban

A 200 metros de la cueva llegamos al último lugar que visitaremos, el Convento de San Esteban, cuya fachada destaca sobre el resto de su arquitectura, pues ofrece una excelente muestra del estilo plateresco tan popular en Salamanca. No obstante, también resultan muy interesantes de visitar su claustro y su iglesia.

Convento de San Esteban
Convento de San Esteban

Después de esta visita solo tendrás que seguir al calle de San Pablo para regresar al punto de partida: la Plaza Mayor, donde podrás reponerte de un intenso paseo de poco más de 3 kilómetros.

0

No hay comentarios ¿Te animas?