Lorenzo Amor
Opinión

Jubilados activos: autónomos con más de 65 años

Lorenzo Amor
Jubilados activos: autónomos con más de 65 años

Lorenzo Amor: "Es urgente escuchar más al empresario; sin nosotros no hay pensiones ni empleo"

Lorenzo Amor: "Es de justicia que el autónomo cobre el subsidio para mayores de 52 años"

 

Emprender no tiene edad, pero sí tiene trabas. Pequeñas zancadillas que dificultan el día a día de los emprendedores, autónomos y pequeños empresarios. Y sin embargo, muchas veces, son esas mismas trabas las que dificultan tanto algunos inicios que muchos se quedan en el sueño de ser su propio jefe. En la última década la edad media del tejido empresarial español ha sumado años. Los autónomos de más de 40 años se han incrementado en los últimos diez años, por el propio paso del tiempo de los autónomos que ha consolidado su actividad, pero también por las nuevas altas de profesionales de más de 45 años, que sufrieron mucho durante la crisis, pero que han encontrado en el autoempleo una salida profesional que pone en valor sus conocimientos y experiencia.

El tejido empresarial español sustentado en medidas como la jubilación activa ha duplicado el número de autónomos de más de 65 años, pasando de 66.079 en agosto de 2009 a 124.675 en agosto de 2019. Y lo que viene, ya que es significativo también el incremento en 78.654 autónomos de entre 50 y 54 años en una década (+18,5%) y la siguiente franja con un incremento de casi un 25% de los autónomos de entre 55 y 59 años (+87.874 autónomos).

A la vez que se duplican los autónomos de más de 65 años surgían nuevas necesidades a las que había que dar respuesta. Conseguimos no hace mucho que se pudiera continuar con un negocio sin tener que renunciar a la pensión. La jubilación activa ha hecho que muchos negocios hayan tenido y tienen ahora mismo un relevo generacional pausado, sin renunciar a la sabiduría de quien ha estado tanto tiempo al frente del negocio, pero sin exigirle cumplir un horario y acudir cada día al establecimiento. Eliminamos una traba y creamos empleo.

Ese es sólo un ejemplo.

En ATA (@lorenzoamor_ata) no nos cansamos de repetir que es fundamental facilitar el reemprendimiento para que un fracaso no sea un abandono definitivo de la carrera empresarial. Es necesario ampliar la jubilación activa al 100% a todos los autónomos, a la vista de los excelentes resultados que está dando la actual normativa. Si algo funciona, hay que ampliarlo y fomentarlo.

Y explicarlo.

Ni se pueden acoger societarios, ni autónomos colaboradores ni comunidades de bienes. Solo los titulares de los contratos. Y por ahora hay que contratar, aunque no tiene que tener antigüedad el contrato, ni tampoco modalidad ni duración de jornada. También cualquier jubilado ya cobrando jubilación sea del régimen que sea, si causa alta en el RETA y contrata a un trabajador tendrá derecho a la jubilación activa plena, siempre que reúna los requisitos necesarios en cuanto a periodos de cotización y edad de jubilación.

¿Qué pensión tenemos?

Hemos visto la revolución de los mayores reclamando mejores prestaciones. Y tienen todo el derecho y toda la razón.

Según datos de la Seguridad Social, la pensión media de jubilación de los nuevos jubilados del RETA, se ha establecido este año en algo más de 760 euros. Supone un 30,6% más que la media de jubilados del RETA en 2009. Es decir, en una década los nuevos jubilados perciben 178 euros más que los jubilados autónomos de hace una década. Sin embargo, en este caso concreto de las prestaciones por jubilación, la brecha entre lo que perciben los jubilados autónomos y los del régimen general es ahora un 40% más baja y lo era un 45% en 2009.

Esta brecha va poco a poco disminuyendo, pero hay que tener muy presente, y esa es labor de información de las asociaciones pero también de medios como los que usted está leyendo ahora, que los autónomos siguen cotizando un 40% menos que los asalariados y ese es el resultado.

Un dato más que nos debe preocupar: cada pensionista del régimen general cuenta con 2,2 contribuyentes para sustentarse. Por cada pensión en el régimen de autónomos hay 1,6 contribuyentes. Las pensiones de los autónomos han ido creciendo a un ritmo medio de un 3% cada año en la última década. Es sostenible y posible gracias al esfuerzo que han realizado los autónomos societarios con sus contribuciones cuya base mínima se ha incrementado en la misma proporción y con la disminución del total de autónomos, tanto persona física como societarios, que han dejado de cotizar por la base mínima en esta última década y han pasado a hacerlo por una base algo superior. Pero hay que buscar reformas importantes que aseguren el bienestar de aquellos que han luchado tanto durante su vida como autónomo.

La vida laboral del autónomo es mucho más larga que la de los trabajadores por cuenta ajena. Muchas veces un autónomo continúa en su trabajo más allá de los 65 porque para él su negocio es como un hijo más. Por eso medidas en favor del relevo generacional y de la jubilación activa son tan importantes. Las empresas viables no deben perderse porque el autónomo se jubile, pero tenemos que asegurarnos de que si ese autónomo quiere seguir cuidando de su negocio pueda hacerlo sin miedo a perder una pensión que se ha ganado.


Lorenzo Amor (@lorenzoamor_ata), presidente de ATA

0

No hay comentarios ¿Te animas?