Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Consejos clásicos ante el sol

Ramón Sánchez-Ocaña
Crema solar

Como todos los años, cuando llegan estas fechas conviene recordar las medidas a tomar ante las radiaciones solares. Una máxima que debemos tener presente es que la piel tiene memoria, y los excesos del sol  permanecerán en ella pasando factura, quizá años después. Estos son los consejos clásicos:

- Debe tomarse poco a poco, con la piel limpia e hidratada.

- No debe tomarse en las horas de mayor intensidad -en las horas centrales del día-. Y en todo caso debe utilizarse una crema con un alto factor de protección.

- Es aconsejable el uso de cremas después de la exposición solar y a ser posible que contengan antioxidantes.

- El complemento perfecto son los alimentos frescos, frutas y verduras. Y beber agua abundante.

- Si a pesar de todas las precauciones aparece enrojecimiento debe resguardarse del sol durante dos o tres días. Y si llegan a surgir ampollas, debe consultar al dermatólogo y desde luego no manipiularlas. (Si se pinchan las ampollas suelen infectarse).

- Si le quema la piel tras una exposición prolongada, los consejos caseros dicen que se alivia con compresas frías de manzanilla. Hay también lociones calmantes en el mercado.

- No caiga en la tentación de arrancar los pellejitos si se pela por alguna parte. Puede ocasionar lesiones dolorosas si llega a zonas que todavía no están exfoliadas. No aplique nunca alcohol sobre la zona irritada. Si ya se ha pelado no se exponga al sol por esa zona, ni con cremas protectoras. Porque es una piel nueva sumamente sensible al sol.

- Para igualar el color si se ha pelado, puede tomar el sol al cabo de unos días, muy poco a poco y con un factor de protección muy elevado.

- Si el distinto color es muy visible, puede utilizar una crema hidratante de color.

- Recuerde que el bronceado es un mecanismo de defensa del organismo. El cuerpo se autoprotege con la melanina de las células para que no penetren radiaciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?