Fernando Ónega
Opinión

Cotilleo, bien cultural

Fernando Ónega
Cotilleo, bien cultural

Ahora que hay tantas tensiones, he decidido pasar de problemas. Un día es un día y un estudio efectuado en Estados Unidos me brinda la oportunidad. Se investigó el cotilleo y resulta que los hombres cotilleamos más que las mujeres. Ahí sí que se alcanzó la igualdad. Y dedicamos 52 minutos a cotillear, tanto o más que a hablar con nuestros hijos. Y no se crea que los pobres cotillean más. Los ricos también cotillean en cantidad. Ahí también se alcanzó la igualdad social. Así que yo me proclamo defensor del cotilleo. Es divertido, entretiene, proporciona información del vecino y del famoso y a veces permite la venganza: es un bien cultural. Y aunque a veces se mienta, siempre se mentirá menos que Donald Trump, al que le contabilizaron 8.000 mentiras desde que está en la Casa Blanca.

0

No hay comentarios ¿Te animas?