Fernando Ónega
Opinión

Estulticia con poder

Fernando Ónega
Incendio Cataluña

Cataluña sufre un terrible incendio forestal. Cuando escribo estas líneas, más de 7.000 hectáreas han sido calcinadas. El paisaje que queda después del fuego invita a llorar. Siglos de construcción de bosques, destruidos en segundos por llamas que avanzan 15 metros por minuto. España se ha volcado en su ayuda, desde la Unidad Militar de Emergencias a las ofertas de otras regiones, como Extremadura. Y en medio de esa ola solidaria, un tonto contemporáneo, el conseller de Interior de la Generalitat llamado Buch, comenta así el auxilio de la UME: si el incendio fuese en el Ampurdán, nos ayudaría Francia; como es cerca del Estado español, recibimos la ayuda normal de un país vecino. La imbecilidad no tiene límites. Ni en medio de una catástrofe colosal.

2
Gloria Hace 1 mes
Los imbéciles abundan...
Pedro Reyes Hace 1 mes
Esa persona no sabe que esta en España, por lo menos lo pone en su dni.