Fernando Ónega
Opinión

Mayores y esperanza de vida

Fernando Ónega
Encarnación, la vecina de Biescas (Huesca) que ha vencido al coronavirus con 101 años
Onega Fogonazos

Fíjense en estas expresiones: “optimización de los recursos”; priorizar “a quien más se pueda beneficiar”; “evitar ingresos con escaso beneficio”. Palabras muy técnicas, ¿verdad? Son del Servicio de Emergencia del Departament de Salut de la Generalitat de Cataluña. Ahora permítanme una traducción brusca y grosera, pero real: se trata de un protocolo de actuación frente al virus que excluiría de tratamiento –respiradores, ventilación invasiva– en las UCI de las personas mayores de 80 años. Lo hemos anotado alguna vez, cuando solo era una sospecha. Lo decimos hoy al conocer ese protocolo: no se puede tratar así a los mayores por el mero hecho de que tengan menos esperanza de vida. No se les puede marginar por la simple razón de que los hospitales estén en riesgo de colapso. Un mayor de 80 años no es una mercancía desechable. Es un ser humano que tiene todo el derecho a vivir y a curarse. Y de hecho se curan, como vemos todos los días. Ayer mismo, una señora que acababa de cumplir 101 años. A ver si el coronavirus no solo mata personas. A ver si está matando el sentido de humanidad.

 

1
Jose Duran Hace 4 meses
Me sorprende el comentario de hoy, del que pueda entenderse que en Cataluña se vela por la pureza de la raza, determinándose quién merece vivir y quién no. Y no creo que sea tu opinión. Entiendo que el juramento de Hipócrates afecta a todos los médicos, no solamente a los de una ciudad. También me extraña que a tí no te hayan llegado informaciones respecto a otras zonas de España, donde se aplican los mismos criterios. Busca, porque existen.