Fernando Ónega
Opinión

En nombre de los parados

Fernando Ónega
El Gobierno aprueba este viernes el plan de parados de larga duración

Si yo pudiese, prohibiría los pronósticos económicos de los organismos internacionales, llámense Comisión Europea, OCDE o FMI. Es que son profetas del desastre. Es que se equivocan. Es que parecen disfrutar amargándonos el desayuno. Y es que sirven para crear pesimismo en la sociedad y, a base de crear pesimismo, son fabricantes de la crisis; perdón, de la ralentización. La única utilidad que encuentro en el último pronóstico de la OCDE que ayer se difundió es que culpa del enfriamiento a la inestabilidad política. Con lo cual, en nombre de los parados que eso va a crear y en nombre de las empresas que ya notan dificultades, digo a los líderes de los partidos que llevan ocho meses sin conseguir formar gobierno: caiga sobre vosotros, sobre todos, esa inmensa responsabilidad. Mejor dicho: esa inmensa irresponsabilidad.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?