Antonio Banda, CEO de Feelcapital
Opinión

Inoportuno movimiento para penalizar las pensiones por jubilaciones anticipadas voluntarias

Antonio Banda
Antonio Banda: Inoportuno movimiento en jubilación anticipada

Las pensiones se podrían reducir hasta en un 30%

 

Con motivo de la reunión de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, me sorprenden, y mucho, las últimas declaraciones del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, sobre la jubilación. Y me sorprenden por un motivo principal: quiere penalizar las pensiones de las jubilaciones anticipadas voluntarias. La solución ante el grave problema de la Seguridad Social pasa, según el Gobierno, por reducir las prestaciones a los trabajadores que acuerden con sus empresas dejar sus empleos antes de la edad de jubilación, pasando de entre el 2% o 3% actual al 8%. Casi nada.

Lo peor es que este anuncio llega en un muy mal momento, justo cuando se anuncia la fusión entre Caixabank y Bankia, y cuando también se habla de otras fusiones que con toda probabilidad no tardarán mucho en producirse. Casualidad o no, esta pésima decisión afectaría tanto a las entidades financieras como a miles de trabajadores, eso sin contar a los jóvenes.

De entrada, se prevé un ajuste de la plantilla resultante de casi 13.000 personas, casi todas ellas de Bankia. Y en los números que se han hecho no estaba previsto aumentar el importe de las indemnizaciones, como así será si los trabajadores salientes ven reducida su pensión. Porque es en ese tira y afloja donde entrarán los sindicatos, que también habían hecho sus previsiones. El problema es que al ser una negociación colectiva, no todos van a poder obtener lo que se había acordado.

Si la fusión contemplaba un gran ahorro de costes en sus plantillas, algo fundamental para una reestructuración viable, ahora las tornas han cambiado. Aumentar en un 50% la operativa de costes de reducción de plantillas va a provocar cambios sustanciales en las condiciones para firmar estas prejubilaciones.

Tres pilares para sostener las pensiones futuras

La consecuencia directa para el trabajador es negativa: de cobrar un 80% del importe de su salario, puede bajar hasta el 70%... y así muchos no van a querer prejubilarse. Hasta ahora, los acuerdos en el sector bancario para estas prejubilaciones voluntarias solían alcanzarse con un descuento del 20% del salario bruto anual hasta la edad de jubilación y cobrar esta según el tramo de cotización. Pero también permitían al prejubilado realizar otras actividades en ese periodo hasta para complementar sus ingresos. Ahora espero que este permiso no sea también motivo de debate…

El sistema de prestaciones que conocemos se agota rápidamente. Con una Seguridad Social vaciada, tendremos entonces que mirar a un futuro construido sobre tres pilares, que es lo que la lógica demanda si pretendemos armar un modelo de jubilación sostenible: el Estado aportará el 20%, la empresa el 20% y el resto será el trabajador el que tenga que asumirlo.

No quiero ser negativo, pero no veo otra alternativa gracias a la dejación de funciones de las últimas administraciones.


Antonio Banda (@AntonioBanda_), CEO de Feelcapital (@Feelcapital)

Sobre el autor:

Antonio Banda, CEO de Feelcapital

Antonio Banda

Antonio Banda es CEO de Feelcapital.

… saber más sobre el autor