Una pequeñísima anécdota entre las muchas y más solemnes que nos dejará la campaña electoral: un candidato de Vox por la provincia de Cuenca dará esta tarde un mitin en la capital. Para convocar al público, su partido o él confeccionaron un hermoso cartel donde de ve, efectivamente, la ciudad de Cuenca, pero sin sus casas colgantes ni ninguno de sus monumentos. ¡Es Cuenca, sí, pero la Cuenca de Ecuador! Es lo que tiene presentarse a candidato por Internet. Es lo que pasa por no tener ni idea de la provincia a la que se quiere representar: algunos ni la han visto en fotos. Es lo que ocurre por llenar las listas simplemente porque hay que llenarlas. Es la máxima expresión de frivolidad.

Vox Cuenca