Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Lo que se consume para producir carne

Ramón Sánchez-Ocaña
Lo que se consume para producir carne

Al margen de la polémica por aquellas advertencias de la OMS sobre el consumo de carne procesada, conviene reflexionar acerca del coste “calórico” de la producción de carne. Como es sabido, el mundo produce suficientes alimentos como para que la vergüenza del hambre no nos escandalizara cada minuto. Producimos calorías suficientes. Pero muy mal repartidas. Y además, muchas de esas calorías que podrían eliminar la hambruna de medio mundo, las destinamos al consumo animal. Es decir, para hacer crecer el ganado que se servirá en la mesa de los países desarrollados.

Hoy en los países desarrollados se consumen más de 23 kilos de carne por habitante y año. Y para disponer de la cabaña que alimente a unos pocos, se consume la gran mayoría de cereal y de vegetal que podría subsanar el hambre del planeta.

Grande Covián era contundente: para producir 1.000 calorías de carne es preciso consumir más de 7000 calorías vegetales que alimenten al animal productor de esa carne. Quiere eso decir que con 100 calorías de la carne y 2.000 de origen vegetal un individuo estaría perfectamente alimentado. En otras palabras: con una idea más clara de la nutrición -y más sana- con esas 1000 calorías de carne y las 7000 que se gastaron en producirlas, podrían alimentarse perfectamente de tres a cuatro personas.

Piénsese simplemente que tres cuartas partes de todos los cereales que produce Estados Unidos se dedican a alimentación animal. Para un kilo de carne, se utilizan siete kilos de grano que consumen en su crecimiento 7.000 litros de agua.

Es para pensarlo.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor