Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Para proteína, la sardina

Ramón Sánchez-Ocaña
Para proteína, la sardina

Píldoras

 

Desde mayo hasta el mes de octubre se extiende la temporada de la sardina. Buen momento, pues, para comentarlo.

Una primera afirmación que podrá llamar la atención de muchos: las proteínas de la sardina son de tan buena calidad que tienen equivalencia total con las de la carne. Para dar una idea: aproximadamente por cada 100 gramos de sardina, 22 son de proteína de la mejor calidad. Por si fuera poco, es uno de los pescados más ricos en calcio y si se consumen con algunas espinas, (por estar muy fritas o en conserva) el valor del calcio es muy superior.

Forma parte de los pescados llamados semigrasos. La distinción entre blanco y azul ya está en desuso (El pescado blanco tiene un 3-4 por 100 de grasa y el pescado azul puede tener 6 o 7 por 100 aunque en ocasiones llegue al 30 por 100. Depende, sobre todo, de la época de captura y del momento de su ciclo sexual). Por lo general, el pescado siempre tiene menos grasa que la carne.

La sardina tiene una especial variación en su cantidad de grasa. En verano es cuando más tiene –bajo la piel– y es por tanto más sabrosa. Permiten todo tipo de cocina: a la parrilla, sobre una rebanada de pan, tiene una gran aceptación. Es un pescado, además de precio muy asequible. El único inconveniente es el olor que difunden.

A la hora de comprar debe fijarse en las agallas, que deben ser rojas brillantes o rosadas. Si está pasado van adquiriendo un tono grisáceo. Una de sus características (en general de todos los pescados grasos) es que tiene muchísima más sangre que los demás ya que es un tipo de pez que necesita mucho músculo y debe estar muy irrigado. (Se ve sobre todo, en el bonito) . Y esa es la razón por la que se  enrancia con facilidad . (Por  eso, este tipo de pescado no suele congelarse y tiene otros tratamientos como conserva, salazón o escabechado).

No tiene contraindicación alguna. Es buena para todos los componentes del grupo familiar, especialmente para los mayores (por el calcio) y para los niños (por lo mismo, y para proteger su corazón). Todos los especialistas señalan la necesidad de que se consuman más.

Se deben limpiar bien y cuanto antes; y dejarlas en un recipiente con rejilla para que no estén en contacto con el agua que sueltan.

Se debe aconsejar su consumo, ya que sus ácidos Omega 3 son muy recomendables. 

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor