Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

Setas: el único consejo válido para no intoxicarse

Ramón Sánchez-Ocaña
Otra vez las setas
Píldoras

 

Como todos los años, cuando comienza la época de setas, habrá más de un accidente por una ingestión irresponsable. La temporada está en plena ebullición y el riesgo que corren quienes ignoran las características de este producto, delicia de gastrónomos y micólogos, es grande. Hay que insistir en ello: la única recomendación válida al hablar de setas es que no coma lo que no conozca.

El mundo de los hongos es tan amplio como complejo. Por eso, el único consejo que se debe seguir es que no hay ninguna regla que sea útil.

Todas las creencias populares para la determinación de una seta son falsas. No es que no sean útiles: es que no las cumple ninguna de las setas mortales.

Por ejemplo, eso de cocerlas con una moneda de plata y si la moneda se pone negra es que la seta es venenosa, es mentira. Eso solo demuestra que la seta tiene azufre. Al cocer un huevo, por ejemplo, se puede ennegrecer la plata y una seta mortal como la amanita, no la ennegrece.

También suele decirse que si la seta esta comida por animales es que es buena, porque ellos distinguen bien. Falso. (Entre otras cosas no sabemos si el animal que ha comido está muerto un poco más allá). Y por ejemplo un conejo puede comer mucha más cantidad de seta mortal que un hombre. Así que el único consejo válido es que NO COMA LO QUE NO CONOZCA.

Hay que tener en cuenta además que cuando se habla de setas venenosas, ese veneno es parte integrante de la seta que no se quita ni con cocciones, ni con vinagre ni con salmuera...

Es una pena que todos los años haya que reiterar estos comentarios. El único realmente válido es el que destacamos con mayúsculas: NO COMA LO QUE NO CONOZCA.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor