Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

¡Ya toca visitar al ginecólogo!

Ramón Sánchez-Ocaña
¿Por qué sangro si tengo la menopausia?
Píldoras

 

La frecuencia de los problemas ginecológicos imponen las revisiones periódicas como el sistema preventivo más eficaz. La mayoría de las afecciones graves relacionadas con los órganos reproductivos femeninos suelen ser de progresión lenta, sin síntomas exteriores. Y solo una buena revisión por parte del ginecólogo puede alertar de la situación para tomar medidas cuando todavía se está a tiempo. 

¿Y cuándo debe hacerse la primera visita? Parece claro que un buen momento es al comienzo de la adolescencia, cuando la mujer tiene la primera regla; y no porque haya problemas concretos, sino porque la muchacha puede acudir con su madre, en un clima de confianza y puede ir conociendo al especialista (hombre o mujer) que va a cuidar de su salud ginecológica durante muchos años.

Por supuesto, la compañía ha de ser voluntaria, ya que al hacer la historia clínica –obligada en la primera visita– es posible que quiera saber algunos aspectos que atañen a la intimidad de quien consulta. El médico preguntará no solo el motivo de la visita, sino no también sobre la actividad sexual, o sobre distintos hábitos que quizá quiera comunicar sin la presencia de testigos.

Hay quien aconseja acudir a la primera revisión a partir del momento de iniciar las relaciones sexuales. En todo caso, una vez establecido el primer contacto, la visita al ginecólogo debe hacerse siempre que haya un problema o sospecha de él. Si hay alteraciones menstruales, si se observa algún cambio en las mamas, si hay alguna situación anormal o alguna preocupación. Porque hay algo importante por encima de cuidar puntualmente la salud. Y es establecer esa relación de confianza indispensable para que la visita al ginecólogo sea un espacio de comunicación real, en el que tanto el médico como la paciente puedan vigilar de común acuerdo las distintas circunstancias. 

Será la primera regla, después el inicio de las relaciones sexuales; mas tarde, si hay embarazo, el cuidado de toda la gestación y el parto; los sistemas anticonceptivos, si opta por ello; la menopausia y después la vigilancia precisa para el bienestar de los últimos años. Una biografía clínica. Por eso, no lo dude: la visita es la mejor prevención.

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor