Seguimos pendientes de las reivindicaciones de los mayores en el Congreso
Opinión

Las residencias de mayores: ¿zonas catastróficas?

Blas Esteban
Las residencias, en alerta por la ola de frío: "Los propios residentes están quitando la nieve"

La borrasca Filomena casi ha borrado la tragedia que han vivido y siguen viviendo los mayores en todas las residencias de en nuestro país y, especialmente en Madrid. Como si no hubiera pasado nada, o pasase nada. Las Administraciones Públicas parecen que han cerrado una etapa que les molestaba. La Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid se han sumado a este silencio.

Según los últimos datos y hasta la fecha, son 29.500 mayores los fallecidos en residencias de mayores en toda España por culpa de la pandemia de la Covid-19; en Madrid son más de 6.000 mayores. Esta es la verdadera catástrofe y tragedia que estamos padeciendo.

¿Pero que es una zona catastrófica? Según el artículo 23 de la Ley 17/2015, de 9 de julio, del Sistema Nacional de Protección Civil define como catástrofe, “una situación o acontecimiento que altera o interrumpe sustancialmente el funcionamiento de una comunidad o sociedad por ocasionar gran cantidad de víctimas, daños e impactos materiales, cuya atención supera los medios disponibles de la propia comunidad”.

Filomena nos ha traído unos días de caos en Madrid: la nieve y, después, el hielo ha paralizado la vida normal de la ciudad, así como de numerosos pueblos de nuestra Comunidad. Rápidamente el alcalde a tiempo parcial -es portador nacional del PP- de la capital, José Luis Martínez-Almeida y, por supuesto, el señor Casado y la presidenta de nuestra Comunidad han pedido al Gobierno “declarar Madrid como zona catastrófica ante las graves incidencias sufridas por la gran nevada de Filomena”.

Los daños sufridos en la ciudad a 14 de enero han sido valorados, en un principio, en “1.398 millones de euros, calculados en función de los daños causados a la actividad económica madrileña y a infraestructuras y bienes del Ayuntamiento”. Entre otras valoraciones, y según publica el propio ayuntamiento, ”la nieve ha dañado gravemente más de 150.000 árboles en el viario y zonas verdes, ocasionando rotura de ramas o su caída, lo que supondrá un coste de retirada y traslado del arbolado dañado de 27 millones de euros y requerirá de la reposición de casi 70.000 unidades con un coste de 70 millones de euros…”. 

¿Por qué no se han declarado las residencias zonas catastróficas? ¿Cuántas víctimas mayores se necesitan para su declaración? ¿Cuántas víctimas humanas se han producido en Madrid por culpa de Filomena? ¿Cuántos días se tardó en actuar en las residencias de mayores? ¿Todavía hay tiempo para que las residencias de mayores de Madrid se declaren zonas catastróficas? ¿Qué vale más, un árbol o un mayor? ¿En cuánto se valora la vida de un mayor?

Como dice la crónica de Luis de Vega, en el diario El País, durante la visita del alcalde al barrio de Bella Vista, una mujer le dice desde un local,”No valéis pa ná”. Pues eso.


SOBRE EL AUTOR

Blas Esteban nació en Madrid, acaba de cumplir 75 años y los últimos seis los ha pasado como presidente de la Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad (CEATE). Además es miembro de Comité Asesor de 65Ymás. Estudió publicidad y sociología política y después ha seguido formándose toda su vida. Su curiosidad no conoce límites y se ha dedicado a la enseñanza y a organizar proyectos relacionados con este ámbito, a lo que suma ser consultor externo de IFEMA (@feriademadrid), siempre en relación con temas culturales.