Este comentario de hoy solo tiene una finalidad: enviar un saludo a Alfredo Pérez Rubalcaba, hospitalizado por un ictus, que parece la plaga de este tiempo. Es que Don Alfredo me parece uno de los pocos hombres de Estado que quedan en este país. Le tocó ser portavoz del Gobierno socialista cuando estalló Filesa y siguió vivo. Era ministro del Interior cuando ETA se rindió, después de muchos trabajos de diálogo. Y era jefe del PSOE en el delicado momento de la abdicación del Rey Juan Carlos. Fue un personaje clave en la transición real. Y lo más importante: tiene el Estado en su cabeza. Es la moderación en persona. Es un gran demócrata, pero sin suerte en las urnas. Yo lo haría referente nacional de la concordia y el equilibrio, eso que tanto necesita este país.

Sobre el autor:

Fernando Ónega

Fernando Ónega

Fernando Ónega (Mosteiro, Pol, Lugo, 15 de junio de 1947) es periodista y presidente del Comité Editorial de 65Ymás. Fue director de prensa de la Presidencia del Gobierno de Adolfo Suárez, siendo el autor de buena parte de sus discursos, entre ellos el conocido "Puedo prometer y prometo", que inspiró su sección diaria en Más de uno, el programa de Carlos Alsina, llamada Puedo opinar y opino.

Además, fue director de informativos en varias cadenas de radio, mientras que en 1992 y 1993 asumió el cargo de director de Onda Cero. Desde abril de 2015, colabora en Más de uno, así como en La Brújula, con una carta diaria en el programa de Juan Ramón Lucas. Desde el año 2019 es además presidente del Comité Editorial diario 65Ymás, la voz de los mayores, donde escribe una columna de opinión diaria.

También analiza la actualidad cada día a las siete de la mañana, planteando los temas de la tertulia una hora después. En 2020 recibió el Premio Ondas, galardón que reconoce casi 40 años de análisis político diario en la radio. Un cronista imprescindible desde los primeros tiempos de la transición. Una voz escuchada y respetada por su rigor y su neutralidad.

… saber más sobre el autor