Consejos

¿Por qué debes llevar a tu perro a una clínica veterinaria para cortarle las uñas?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 5 de septiembre de 2019

4 minutos

Un mal o excesivo corte puede provocarles hemorragias ya que en sus uñas tienen vasos sanguíneos

Veterinario cortando las uñas a un perro
Marco Herrera

Foto: Bigstock

Jueves 5 de septiembre de 2019

4 minutos

Al igual que nosotros, las uñas de tu perro crecen continuamente y requieren un corte adecuado cada mes. En el campo, tu perro de forma natural se desgastaría las uñas al andar, correr e incluso cazar en diferentes terrenos. Pero ese no es el caso con los perros domésticos, ya que hemos cambiado mucho sus entornos. Debido a que las uñas de los perros que conviven con nosotros en casa no se desgastan lo suficiente de forma natural para mantenerse al día con su crecimiento, debemos inspeccionarlas y llevarlos a una clínca veterinaria para que se las corten.

¿Por qué debemos cortárselas?

Si no se cuidan, las uñas de tu perro pueden crecer demasiado. Notarás esto si puedes escuchar sus pasos haciendo un continuo "clic clic" mientras camina por un suelo de madera o baldosas. En las alfombras, sus uñas pueden engancharse, al igual que puede ocurrirles si se suben al sofá. Las uñas que son demasiado largas pueden romperse o astillarse entre otras afecciones dolorosas. La artritis puede aparecer con el tiempo, creando una condición dolorosa que necesita atención veterinaria.

Los perros pueden rasgarse fácilmente las uñas de los pies cuando corren o juegan, especialmente fuera, donde el terreno y los obstáculos pueden convertirse en un lugar peligroso para las uñas largas. Además, las que se les quedan demasiado tiempo pueden hacer que pararse y moverse sea doloroso e incómodo para tu perro. En situaciones extremas, las uñas pueden seguir creciendo hasta que se tuercen o se enroscan y se incrustan en las almohadillas de las patas del perro.

Persona sosteniendo la pata de un perro

Evitar el corte de uñas a través del ejercicio

Cortar las uñas de un perro puede ser estresante, por lo que muchos dueños de mascotas que creen que no es un motivo de suficiente peso como para llevarlos a una clínca, lo evitan y utilizan un enfoque "natural". El más popular es a través de una variedad de ejercicios diarios. Algunos ejemplos de este tipo de actividades son las caminatas diarias, trotar o andar en bicicleta con su perro. Debido a que estas actividades generalmente se realizan en materiales duros y porosos como pavimento u hormigón; las uñas se desgastan gradualmente.

Por tanto, evitar el corte de las uñas a través del ejercicio suena como una prohibición un tanto absurda, pero todavía no agarres la correa. Si bien es cierto que estas actividades pueden desgastar las uñas de tu perro de forma natural y proporcionar un excelente ejercicio y socialización para él, existen algunos riesgos ocultos para la salud que a menudo no se discuten desde los peligros del golpe de calor hasta la artritis.

Las almohadillas de las patas pueden sucumbir a abrasiones dolorosas o ampollas, las uñas pueden desgastarse demasiado al exponerlas de forma tan rápida y continua y sus articulaciones pueden inflamarse después de golpes repetitivos en el pavimento duro. Ten en cuenta que este tipo de ejercicio puede resultar desastroso para los perros que son adultos mayores, artríticos y tienen afecciones cardíacas o pulmonares. Con este tipo de enfoque, la moderación y los frecuentes controles de bienestar con tu veterinario son claves.

Profesional cortando las uñas a una perrita

¿Por qué mejor cortárselas en una clínica veterinaria?

A menudo vemos como amigos, familiares o vecinos se deciden a cortar las uñas de sus canes, comprobando la dificultad que conlleva al ver a los perros moverse, querer huir e incluso morder a quienes intentan llevar a cabo esta tarea. Y es que cortarle las uñas a un perro es una tarea tan minuciosa con un ser que no comprende que queremos hacer un bien para su salud, que es mejor dejarla en manos de profesionales.

En una clínica veterinaria, el encargado de cartárselas será alguien preparado para ello, con experiencia tanto en el corte como en el trato para relajar al animal. Igualmente, si tu perro es de los que pierden los nervios, allí tienen diferentes preparos para atarlo, ponerle un bozal o inmovilizarlo y así poder llevar a cabo este trabajo. El corte de las uñas no es algo que pueda hacerse de cualquier modo, ya que un mal corte puede provocarles hemorragias debido a que en sus uñas tienen vasos sanguíneos, al igual que un corte insuficiente puede llevar al can a arrastrar los problemas antes descritos de un perro con las uñas largas.