Consejos

Alimentos con los que hay que tener cuidado si usas dentadura postiza

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 23 de febrero de 2020

4 minutos

Estas prótesis extraíbles permiten seguir casi cualquier dieta tomando algunas precauciones

Qué hacer y qué evitar si llevas dentadura postiza

Ante determinados problemas bucodentales, especialmente cuando las distintas piezas presentan un deterioro considerable o se han perdido, optar por una prótesis dental completa es una solución frecuente en el adulto mayor.

Siempre siguiendo las recomendaciones del odontólogo, decidirte a llevar dentadura postiza puede hacer que ganes en calidad de vida. Comer y masticar mejor, tener una buena dicción y sentirte bien, recuperando los volúmenes que definen el rostro, son algunas de las ventajas que una nueva dentadura puede llegar a aportarte. Llevar a cabo un mínimo mantenimiento y evitar cualquier circunstancia que pueda deteriorar tu dentadura o hacer que ésta no cumpla correctamente su función, son premisas básicas sencillas de cumplir.

La adaptación a una nueva prótesis dental

La Organización Colegial de Dentistas de España (@CNSJ_Dentistas) explica que las prótesis desempeñan la misión de rehabilitar las funciones fisiológicas que cumple la dentición natural, entre ellas, la correcta masticación y deglución de los alimentos. Existen distintos tipos de prótesis entre las que poder optar cuando éstas se convierten en la alternativa idónea para solucionar los problemas derivados de la carencia de los dientes propios. Lo que popularmente llamamos dentadura postiza es una prótesis total removible, es decir, incluye todas las piezas dentales (superiores y/o inferiores) y ademá,s puede ser retirada por el propio usuario.

Tanto si empiezas a utilizar una de estas dentaduras, como si ha llegado el momento de cambiar la que llevas habitualmente, los expertos recuerdan que será necesario un periodo mínimo de adaptación en el que debes tener en cuenta algunos consejos importantes:

  • Tu nueva dentadura nunca debe provocarte molestias. Ha de encajar perfectamente en tu boca, por lo que, si transcurridos los primeros días notas cualquier problema, como deslizamientos o roces, irritación en las encías, incomodidad al hablar o salivación excesiva, no dudes en acudir nuevamente a consulta.
  • Durante esas 1-3 semanas iniciales, es recomendable seguir una dieta basada en alimentos que no resulten demasiado duros. Además, es importante comer despacio, masticando bien cada uno de los alimentos.
  • A la hora de morder, es preferible no hacerlo con los dientes frontales porque con ellos se propicia el gesto natural de “tirar”, por ejemplo a la hora de tomar un bocadillo. Hasta que la dentadura no esté totalmente adaptada a ti, procura evitarlo.
Las correctas medidas de higiene favorecerén el buen estado de la prótesis dental

Higiene y mantenimiento

El cuidado de la boca y el de todos sus elementos, encías y dientes incluidos, es esencial no solo para la salud bucodental sino, también, para la de todo el organismo, especialmente a medida que la edad avanza.

Llevarlo a cabo no es complicado. Basta con cepillar los dientes de tu prótesis como harías con los naturales y lavarla convenientemente cada noche. Los dentistas en general recomiendan retirarla de la boca durante el descanso nocturno para liberar a las encías de la presión constante que ejerce sobre ellas. Éste es un buen momento para realizar una limpieza a fondo, utilizando productos adecuados, con patillas o geles, que garanticen una óptima higiene y desinfección frente a la posible acumulación de bacterias.

Además de quitarte la prótesis para dormir, otro consejo importante es el referido al uso de adhesivos que favorezcan su correcta sujeción. Aunque pueden ser una buena ayuda, los especialistas recuerdan que tu prótesis debe encajar perfectamente sin necesidad de adhesivos o almohadillas. Antes de utilizarlas, la consulta previa con tu dentista es importante.

Por último, si tu dentadura empieza a darte problemas pasado un tiempo considerable, quizá deberías confirmar que realmente sigue cumpliendo su función. Las prótesis no son eternas y deben ser revisadas cada cierto tiempo. Muchas personas mayores, que están cómodas con su dentadura, se muestran reacias a que se realice cualquier cambio en ellas o a que puedan ser sustituidas por una nueva, pero como explica el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (@icoev), puede resultar imprescindible el remplazo de materiales por desgaste o contaminación y además, el cambio progresivo en el tejido gingival, que se produce con el paso de los años, puede hacer que la prótesis resulte demasiado rígida y acabe provocando molestias.

precauciones con alimentos duros si llevas dentadura postiza Frutos secos

Los alimentos con los que hay que tener precaución

Una vez pasado el necesario periodo de adaptación, tu dentadura postiza debería poder permitirte comer prácticamente cualquier alimento pero, aun así, con algunos habrá que tener cierta prudencia.

Lógicamente, aquellos que resultan especialmente duros (también para los dientes naturales) pueden darte algún problema, sobre todo al principio. Frutos secos, mariscos y crustáceos que requieran abrir conchas o caparazones con los dientes, verduras crudas, como una zanahoria, y alimentos en general de textura especialmente compacta suelen ser los más complicados. Cuidado también con los caramelos, tanto con los duros como con los blandos, tipo gominolas, que pueden quedar pegados a la prótesis y resultar difíciles de retirar. Con los chicles ocurre algo similar.

La masticación del pescado no suele presentar dificultad alguna, pero, en cambio, algunas carnes pueden resultar especialmente complejas a la hora de masticarlas. Como consejo, hasta que te adaptes a tu nueva dentadura, prueba a prepararlas guisadas, en lugar de fritas o a la plancha, para que estén más tiernas y tómalas en porciones pequeñas.

1
Ruben Durán Hace 23 días
Se puede comer cosas frias como helados cremosos con la protesis, GRANOS Y JUGOS FRAPE. GRACIAS