Consejos

Dispositivos que ayudan a los más mayores a entrar y salir de los coches

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 31 de octubre de 2019

3 minutos

Existen asideros, cojines giratorios o tablas de transferencia fáciles de colocar en los vehículos

Dispositivos que ayudan a los mayores a entrar y salir de los coches

Entrar o salir del coche resulta a veces una tarea complicada al cumplir años debido a la merma de las capacidades funcionales. Para facilitar estas maniobras existen unos dispositivos que se pueden acoplar en los vehículos y que resultan de gran utilidad en estos casos. Se pueden adquirir en tiendas de ortopedia en algunos casos o en comercios especializados.

Asideros

Uno de los más cómodos es una manivela o asidero portátil que se inserta en la puerta cada vez que vayamos a usar el vehículo. Se ubica en el pestillo en forma de U de la misma. Al colocarlo en esta parte proporciona un apoyo muy útil que favorece la entrada o la salida, ya que tenemos un punto extra sobre el que sujetarnos.

Hay otro tipo de agarradores que se adhieren a otras partes del vehículo, como puede ser la ventana. Estos son parecidos a los que hay en el interior de algunos autobuses y se tienen que colocar con la puerta y la ventana abierta para poder sujetarnos al asa. Al final se trata de que busquemos los asideros que mejor se adapten a nuestra movilidad y que nos resulten más cómodos.

Apoyos para entrar salir de coches

Tablas de transferencia

Otra opción es colocar una tabla de transferencia que además se puede situar tanto en el asiento del conductor como en el del copiloto. Esta se pliega o despliega según se usa y puede ser automática o no. Después de utilizarla es posible plegarla y ubicarla entre los laterales de los asientos. En estos casos existen numerosos modelos, muchos de los cuales se pueden aplicar en otros contextos como por ejemplo en casa para acceder a la cama. Son tablas cómodas para las personas mayores porque generalmente permiten hacer las transferencias sin ayuda.

Para acceder al interior del coche a veces se puede colocar un escalón que se despliega cuando se accede a él. Después permanece oculto o replegado.

Cojines giratorios

También podemos incorporar asientos giratorios. Estos poseen dos placas o círculos que se unen por un punto central. Las bases superiores e inferiores están recubiertas de un material antideslizante, pero las que tienen estar en contacto con los cojines por el contrario sí lo son. Esto es lo que permite al usuario que una vez se siente sobre él acompañe al cuerpo al girar, lo que hace que entrar o salir del coche sea menos dificultoso.

Asientos movibles y elevables

Respecto a esta opción, hay que tener en cuenta que es algo más costosa, pero si vamos a usar el coche con frecuencia tal vez nos resulte interesante.

Por un lado está el Turnout, un dispositivo que gira el asiento hacia el exterior del vehículo por encima del umbral de la puerta para facilitar el traslado desde una silla de ruedas u otro elemento, en el caso de presentar movilidad reducida. Es una base giratoria que se tiene que combinar con otros tipos de asientos especiales. Hay versiones manuales y eléctricas.

Entrar en coche

El modelo Tilda permite vascular el asiento en tres posiciones. Este se puede mover hacia atrás hasta 15º en tres pasos. Supone una gran ayuda para pasar fácilmente los pies por encima del umbral cuando la silla se mueve hacia el interior del vehículo. Se puede combinar con el Turnout o con otros mecanismos destinados a facilitar este acceso.

La otra alternativa es el dispositivo Turny, que permite girar el asiento a través de la apertura de la puerta permitiendo que quede fuera de forma completa. Además, se baja hasta la posición que se necesite de modo que la transferencia se convierte en un proceso cómodo y fácil de hacer. Hay varias versiones según la altura de la elevación y para adaptarse a cada marca de coche y modelo, y las necesidades específicas de cada persona. Se puede colocar en el asiento del copiloto o en los asientos posteriores. La carga máxima que aguanta es de 150 Kg.

Cómo sentarse

Contando con estos métodos podremos entrar en el coche con cierta comodidad, pero al mismo tiempo hay que saber hacerlo en especial cuando solo contemos con sistemas de apoyo sencillos. Primero nos tendremos que poner de espaldas al asiento. A continuación hay que agacharse y poco a poco aproximarse al mismo a la par que nos sujetamos en alguno de los apoyos o si hay alguien que nos ayude, agarrarnos en esta persona.

Después solo hay que girarse y subir las piernas de forma progresiva, primero una y a continuación la otra. Al salir se han de repetir los mismos pasos solo que en orden inverso.

¿Cómo se abre un coche a la holandesa?

Consejos generales

Aparte de disponer de estas opciones es importante tener en cuenta una serie de elementos para que la conducción o el trayecto sean lo más agradable posible.

Es recomendable que todos los bolsos, maletas o similares que llevemos junto a nosotros los coloquemos en el maletero. No es recomendable situarlos en el regazo, sobre nuestras pantorrillas, en todo caso si no queremos perderlos de vista, lo mejor es colocar el objeto en el suelo, a nuestros pies, en un lateral. En el caso de accidente además no supondrán un obstáculo que incremente posibles daños colaterales.

Siempre es aconsejable viajar cómodos, tanto si vamos a conducir como a ir de copilotos. Por ello si es invierno, es mejor quitarnos los abrigos, ya que la temperatura del coche se puede regular con la calefacción.

0

No hay comentarios ¿Te animas?