Ramón Sánchez-Ocaña
Opinión

¿Tomas algún fármaco? ¡Cuidado con el coche!

Ramón Sánchez-Ocaña
coche

Los datos de la Guardia Civil son claros y rotundos: más del 40% de los conductores a los que se les hizo la correspondiente prueba habían tomado algún medicamento. La ley dice que no se puede conducir bajo los efectos de drogas o estupefacientes, pero el usuario no le da esa consideración a los fármacos. Se sabe que 8 de cada 100 accidentes que se producen en España tienen su origen en personas que han consumido ansiolíticos.

Los especialistas en alergias llaman la atención sobre las medicinas que habitualmente consumen estos pacientes y que producen, en muchos casos, somnolencia. Se calcula que los antihistamínicos están involucrados en dos de cada 100 accidentes mortales y en el 4 por 100 de los accidentes con heridos. (Y en España hay más de ocho millones de alérgicos y la mayoría utiliza este tipo de sustancias).

Son muchos los medicamentos de uso habitual que pueden modificar la percepción, o distorsionar la visión, (como algunos colirios) o alterar la conducta. Hay algunos preparados contra la tos que pueden disminuir la concentración y algo tan familiar como la aspirina puede también afectar a la manera de conducir. Si por ejemplo, se está tomando una medicación contra la úlcera, y se bebe un poco de alcohol, la tasa de alcoholemia que se logra es muy superior a la que correspondería a la dosis ingerida.

Lo que parece claro es que algunos efectos secundarios que serian despreciables desde el punto de vista médico, pueden no serlo tanto, si el paciente es un conductor.

Solo es válido un consejo: si toma algún medicamento, aunque crea que es inocuo, pregunte al médico o al farmacéutico si puede interferir en la conducción. Por su seguridad y la de los demás.

(El catálogo es amplio, pero baste decir que pueden tener algún riesgo los antihistamínicos, los antiulcerosos, contra la tos, los antidepresivos, los antiepilépticos, los betabloqueantes, los estimulantes, los neurolépticos y los hipnóticos y sedantes...Todos ellos pueden producir efectos leves, moderados o algo más serio. Por eso, consulte).

Sobre el autor:

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña

Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) es miembro del Comité Editorial de 65Ymás. Estudió Filosofía y Letras y es licenciado en Ciencias de la Información. Fue jefe de las páginas de Sociedad y Cultura de El País, y profesor del máster de Periodismo que este periódico organiza con la Universidad Autónoma de Madrid. 

En 1971 ingresa en TVE. En una primera etapa se integra en los servicios informativos y presenta el programa 24 horas (1971-1972). Entre 1972 y 1975 continúa en informativos, presentando el Telediario. No obstante, su trayectoria periodística se inclina pronto hacia los espacios de divulgación científica y médica, primero en Horizontes (1977-1979)​ y desde 1979 en el famoso Más vale prevenir, el cual se mantiene ocho años en antena con una enorme aceptación del público.

Tras presentar en la cadena pública otros dos programas divulgativos, Diccionario de la Salud e Hijos del frío, fue fichado por Telecinco para colaborar primero en el espacio Las mañanas de Telecinco y posteriormente en Informativos Telecinco.

Es colaborador habitual de radio, periódicos y revistas, y autor de una veintena de libros, entre los que destacan Alimentación y nutrición, Francisco Grande Covián: la nutrición a su alcance, El cuerpo de tú a tú: guía del cuerpo humano, Guía de la alimentación y Enciclopedia de la nutrición

En 2019 entró en el Comité Editorial del diario digital 65Ymás, en el que colabora actualmente.

… saber más sobre el autor